Intercambio de valor

Este es otro ámbito en el que para entender la política es de gran ayuda comprender los mecanismos del mercado: la demanda de un bien a cambio de un precio a pagar
valor actual XXXVI-min

@ManuelRodea

¿Entregas el valor o ‘te vale’?, porque prácticamente la entrega implica compromiso, ese mismo que se da de lunes a viernes o sábado en el trabajo o la escuela, y entonces llega el domingo, ese día en el que se tiene más la disponibilidad de tiempo y atención para la familia y las buenas costumbres, día de ir a la iglesia para muchos, ir a visitar a los abuelos, disfrutar de una carne asada, películas o futbol en la televisión y en el menos agradable o más aburrido de los casos, si hay pendientes con la lavadora o el supermercado, por lo menos se tiene la oportunidad para hacerlo con más calma.

Y a propósito del contacto de las familias con el mundo exterior, dos partidos se jugaron el día de ayer: al final del día jugó la selección mexicana contra la estadounidense nada menos que en la final de la Concacaf Nations League, y así entre una ley seca que parece no tener sentido dado que se puede tener cerveza en el refrigerador después de haber comprado antes del fin de semana y la tensión de un partido que requirió tiempos extras, el medio tiempo puede traer el recuerdo de años atrás del primo que con humor pero conciencia, si se ponían buenos los partidos pedía que le cambiaran un momento al canal del Congreso para ver si no los que nos habían “metido un gol” eran otros.

Sea con descolgadas en la zona de meta o bolas rápidas como las de otros deportes que hace poco se empezaron a poner de moda, así se juega la política, cuando no hay elecciones el cabildeo se vuelve pesado cuando la sociedad civil busca interceptar iniciativas en las que está en juego el desarrollo de la ciudadanía, y no se diga a los legisladores de oposición que tienen que estar atentos de que no se suban de última hora sesiones a las que solamente se convoca a quienes se tiene la certeza de que la van a votar a favor.

Son complejas las decisiones que implican intercambios, porque por un lado se piden beneficios y por otro no será la excepción, y este es otro ámbito en el que para entender la política es de gran ayuda comprender los mecanismos del mercado: la demanda de un bien a cambio de un precio a pagar.

Recordando el juego de la oferta y la demanda, entre más accesible sea el precio de un bien, más vamos a querer adquirir de él, y llega un momento en el que no tenemos que pagar –aparentemente nada– y entonces si, lo que nos terminaríamos llevando es todo lo que nos quepa en las manos.

Y a todo esto, ¿es malo el deseo de las cosas gratis?, porque la cuestión es simple: es algo completamente razonable por parte de cualquier individuo la aceptación de algo que no cueste y si de buena fe alguien más lo comparte, hasta por educación se estaría aceptando el obsequio, tal es el caso del café que se puede obtener de cortesía en las primeras horas de la mañana los domingos en los que hay elecciones en algunas tiendas de autoservicio mostrando el pulgar entintado.

De este modo, llegamos a un punto: cuando vamos a dar, ¿qué esperamos recibir a cambio?, porque no solamente lo hacemos los consumidores, también la hacen los productores, y en este caso si una empresa tiene un plan de marketing que consiste en concientizar sobre la importancia de votar –sin necesidad de hacer proselitismo por un partido o candidato–, estará cumpliendo su objetivo al financiar una campaña con la que buscaba posicionarse en la mente del consumidor como empresa comprometida con la responsabilidad ciudadana.

Recuerdo que de niño leí un folleto de prevención del crimen donde hablaba del trato que los padres de familia deben de tener con los hijos respecto a no dejarse impresionar por extraños que se los pueden llevar: una de las recomendaciones del tríptico era que se les enseñara a los niños a no recibir regalos por parte de alguien que no conocen, y es que un niño o niña se sentirá emocionado ante la posibilidad de recibir unos patines nuevos, una muñeca o una pelota, pero no se habrá percatado de que esa emoción es necesaria para un engaño por parte de un secuestrador.

Así las cosas, en varios puntos de votación en todo el país hubo quien perdió sus casillas y amedrentó a quienes participaban del proceso, hubo quien fue sacado de sus casillas no en sentido figurado aludiendo al enojo sino en sentido literal, a balazos al aire se amagó a varias personas para disuadirlas de que no votaran.

La defensa del voto es importante, lo preocupante es que no todos la percibimos igual, pongo de ejemplo el estado de San Luis Potosí donde un partido desplegó a todos sus legisladores del país en todos los municipios que se pudiera, en palabras del mismo Elizondo Garrido, se temía que se incurriera en “mapachadas” y resulta que es una de las entidades en las que más intimidaciones generalizadas se reportaron.

De este modo, mientras funcionarios de casilla, observadores y representantes electorales defienden el voto asegurándose de que se haga el recuento correctamente, ¿qué cuidan los que permiten que estas cosas sucedan?, porque con un partido que llevaba tantos años siendo el único ganador en el cargo de presidente de la república, realmente fue extraño que por fin ganara alguien de un partido diferente como uno de los primeros acontecimientos históricos del nuevo milenio en la historia de México.

De aquí que la narrativa de fraude electoral se pudiera construir a partir de 2006 acusando a unos novatos que no pudieron hacer mucho por corregir el rumbo del país, y así casi 20 años de paranoia propiciada hacen creer que solamente hay una víctima y que los que empatizan con esa víctima son los buenos mientras los que no son los malos y por ende los que son cómplices de toda acusación de esa víctima, aunque dichas acusaciones sean estas infundadas.

En el intercambio de valor, la credibilidad es vital para quien entrega un beneficio o pretende dar la impresión de que lo está dando, eso explica la permanencia de muchas cosas en el marco de los resultados de esta elección frente a los posibles escenarios que han planteado muchos expertos, el problema con esto permanece aún del lado de quien tiene que elegir entre un beneficio real y uno aparente, porque así como en las compras a meses sin intereses, entre más elaborado sea el pacto propuesto, más alto será el precio a pagar y si el beneficio no era el estipulado en el contrato, ese estado de cuenta nos recordará cada periodo mientras la deuda permanezca lo acertada o lo errada de nuestra decisión.

En términos de finanzas de casa, es ilógico querer comprar una despensa a meses sin intereses, eso nadie se lo cuestiona pero paradójicamente se va con la finta de que una tarjeta que solamente se activa después de los resultados de una elección a cargo público cada cierto tiempo es una compra inteligente, de ahí que el problema a atender no es cómo pagar nuestros gastos sino de dónde vamos a generar los ingresos para cubrirlos.

En fin, ya entrados en gastos y fijándonos si aún hay cerveza en el refrigerador para el fin de semana o café para el lunes, queda pendiente el recuento, ¿al final quién ganó el partido, México o el rival?, ¿qué nos falta para ser campeones?, a la mejor nos va a quedar claro en algunas horas, o en la semana en lo que se impugnan resultados o suceden otras cosas interesantes, o incluso tendrían que pasar años para que nos caiga el 20, el tiempo extra del otro partido que se jugó puede dejarnos lecciones, incluida la forma en la que nos ven desde el extranjero, puesto que ni media jornada electoral pasó para que en Alemania ya se hablara de las elecciones más sangrientas en nuestro país, ya habían asesinado a varios candidatos a lo largo de las campañas, pero no se habían visto sucesos como los que las noticias de ayer fueron reportando a nivel nacional en el transcurso del día de la elección.

Sobre PoliticArte 
Somos una tribu digital, recolectora de noticias y creadora de periodismo, promotora del arte y admiradora de la cultura mexicana, vigilante del Poder y altavoz del Pueblo.

¡Haz Tribu y comparte PoliticArte!

Te puede interesar