¿Qué hacer en una explosión Nuclear?

Glocales 23 de enero de 2023 Por Pablo Cid
Las explosiones nucleares pueden causar grandes daños y víctimas por explosiones, calor y radiación, pero puedes mantener a tu familia segura sabiendo qué hacer y preparándote si ocurre.
¿Qué hacer en una explosión Nuclear
¿Qué hacer en una explosión Nuclear? Ilustración de PolíticArte

Si estás leyendo este artículo, seguramente has pensado ¿Qué pasaría si inicia una guerra nuclear en el mundo? Y en especial ¿Qué haría yo para estar poner segura a mi familia y a mí mismo?, Bueno, pues llegaste al lugar indicado.

Te compartimos las recomendaciones del Gobierno de los Estados Unidos de América, dando algunos consejos de actuación en una situación similar. Los comparte atravez de la plataforma Ready, que es una campaña nacional de servicio público americano diseñada para educar y capacitar al pueblo estadounidense para prepararse, responder y mitigar emergencias, incluidos desastres naturales y provocados por el hombre. 

Y bueno aunque seguramente no eres estadounidense, podemos aprovechar los consejos y prepararnos nosotros. 

Te dejo aquí el link de la página Ready donde puedes encontrar consejos para este y otros temas https://www.ready.gov/es

DETONACIONES NUCLEARES

Las detonaciones nucleares son la emergencia por radiación más peligrosa. Crea una gran explosión mortal. Si la detonación ocurre en el terreno, la explosión puede succionar materiales impulsándolas al aire y crear partículas arenosas radioactivas y peligrosas que se llaman precipitación nuclear.

¿Qué hacer en una explosión Nuclear (1)

Para una explosión nuclear, si recibes aviso antes, cúbrete detrás de cualquier cosa que podría ofrecer protección. Si estás afuera, pónte bocabajo para proteger piel expuesta contra el calor y los escombros volantes. Luego de que pase la onda expansiva, entre al edificio más cercano tan pronto como sea posible.

La lluvia radiactiva es más peligrosa en las primeras horas después de la detonación cuando emite los niveles más altos de radiación. Se necesita tiempo para que la lluvia radiactiva llegue de nuevo al nivel del suelo, a menudo más de 15 minutos para áreas fuera de las zonas de daño inmediato por explosión. 

Existen diferentes tipos de emergencias por radiación que varían en cuanto a la gravedad de los daños que causan y el riesgo que representan para el público. Algunos ejemplos de emergencias por radiación incluyen los siguientes: una detonación (explosión) nuclear, un accidente en una central nuclear, un accidente durante el transporte de materiales radioactivos o una exposición ocupacional, como podría ocurrir en centros médicos o de investigación. Aunque el alcance de los daños variará, las medidas que debes tomar para protegerte de la radiación son iguales. Para mantener a salvo a tu familia, debes saber qué hacer y prepararte por si ocurriera un incidente. Siga los siguientes pasos sencillos:

La mejor manera de mantenerse a salvo durante todo tipo de emergencia por radiación es entrar, quedarse adentro y prestar atención. Colocar material entre usted y la radiación le brinda protección mientras usted presta atención a las instrucciones del personal de respuesta.

ENTRA

Luego de una detonación, tendras unos 10 minutos o más para encontrar un refugio adecuado antes de que llegue la precipitación nuclear. Si puedes llegar a un edificio de varios pisos o un sótano dentro de pocos minutos después de la explosión, ve allí inmediatamente. Los edificios más seguros tienen paredes de ladrillos u hormigón. Estaciones de trenes y garajes subterráneos también proveen buen refugio.

Quítate la ropa contaminada y limpia o lava la piel sin protección si estuvo afuera después de que llegó la lluvia radiactiva. El desinfectante de manos no protege contra las caídas. Evita tocarse los ojos, la nariz y la boca, si es posible. No uses toallitas desinfectantes en la piel.

Ve al sótano o al centro del edificio. Manténte alejado de las paredes exteriores y el techo. Trata de mantener una distancia de al menos seis pies entre tú y las personas que no forman parte de su hogar. Si es posible, usa una máscara si estas refugiandote con personas que no son parte de tu hogar. Los niños menores de dos años, las personas que tienen problemas para respirar y aquellos que no pueden quitarse las máscaras por sí solas no deben usarlas.

QUÉDATE ADENTRO
Permanece en el interior durante 24 horas a menos que las autoridades locales proporcionen otras instrucciones. Continúa practicando el distanciamiento social usando una máscara y manteniendo una distancia de al menos seis pies con las demás personas que no forman parte de su hogar.

La familia debe quedarse donde están adentro. Reúnete más tarde para evitar la exposición a radiaciones peligrosas.

Manten a tus mascotas adentro.

Sigue las instrucciones de los funcionarios de respuesta a emergencias. Si te avisan que debes desalojar, escuche la información sobre las rutas, los refugios y los procedimientos. Si te hans ha desalojado, no vuelas hasta que las autoridades locales le indiquen que es seguro hacerlo.

PON ATENCIÓN

Sintoniza cualquier medio disponible para obtener información oficial, como cuándo es seguro salir y a dónde debes ir.

Las radios manuales y que funcionan con baterías funcionarán después de una detonación nuclear.

Los servicios de teléfono celular, mensajes de texto, televisión e Internet pueden verse interrumpidos o no estar disponibles.

Si tuviste contacto con material radioactivo

Si estabas afuera durante una fuga de radiación o cree que tiene material radioactivo en tu cuerpo, hay pasos sencillos que puede seguir para quitártelo.

  1. Quítete la capa exterior de la ropa contaminada para remover el material radioactivo de tu cuerpo. Al quitar la capa exterior de tu ropa, puede sremover hasta el 90 por ciento del material radioactivo. Ten mucho cuidado cuando te quitas la ropa para evitar sacudirla, lo que puede soltar polvo radioactivo. Evita tocarte los ojos, la nariz y la boca, si es posible.
  2. Báñete. Si es posible, debes ducharte o lavarte con jabón y agua para quitar toda partícula radioactiva de tu piel o cabello que estuvo expuesto. Si no puedes bañarte, pasa un paño o trapo húmedo y limpio sobre tu piel o cabello que estuvo expuesto. No uses paños de limpieza doméstica en tu piel. El desinfectante para manos no protege contra materiales radioactivos. 
  3. Limpia las mascotas que estuvieron afuera después de que llegó el polvo radioactivo. Cepilla suavemente el pelaje de tu mascota para quitar toda partícula radioactiva y lava su mascota con jabón y agua, si están disponibles.
  4. Manténte hidratado y alimentado: Es seguro beber líquidos y comer alimentos que estuvieron dentro de un edificio. Es seguro comer alimentos de envases sellados que estuvieron afuera, siempre y cuando limpies el envase con una toalla o trapo húmedo antes de usarlo. Sella las toallas o trapos de limpieza en una funda plástica y pónlas en un lugar alejado de personas y mascotas. Comidas no selladas de afuera podrían estar contaminadas con materiales radioactivos. No comas alimentos de tu jardín, ni comida o líquidos que estuvieron afuera y descubiertos, hasta que las autoridades te digan que es seguro hacerlo.
  5. Cuídete a tí mismo y a otros: Si estas enfermo o lesionado, presta atención a las instrucciones sobre cómo y dónde buscar atención médica. Si estas en un refugio público, notifica al personal en la instalación de inmediato para que puedan llamar a un hospital o clínica local. Si estas experimentando una emergencia médica, llama al 9-1-1 o el telefono de emergencia de tu localidad. 
  6. La amenaza de una emergencia nuclear o por radiación puede causar estrés, y el sobrevivir tal emergencia puede ser una experiencia traumática. Cuídate a tí mismo y habla con alguien si te sientes afectado. 

Prepárate desde AHORA

Prepara un Kit de Suministros de Emergencia. Incluya una muda de ropa para cada miembro de la familia, alimentos, agua y medicamentos en envases sellados y una bolsa de basura para ropa contaminada.

Arma un Plan de Comunicación Familiar en Emergencias. Decida dónde su familia se volverá a encontrar si no puede reunirse en casa. Identifique a un contacto de fuera del estado a quien pueden informar sobre su ubicación y seguridad. Haga planes con amigos o su familia para identificar lugares seguros donde se pueden quedar si tienen que desalojar. Conozca los planes de sus escuelas, trabajos e instalaciones de cuidados para quedarse adentro/refugiarse en el lugar y desalojar.

Identifica las ubicaciones de los refugios. Identifica la mejor ubicación de refugio cerca de donde pasas mucho tiempo, como el hogar, el trabajo y la escuela. Las mejores ubicaciones son subterráneas y en medio de edificios más grandes.

Durante los desplazamientos, identifica los refugios apropiados para buscar en caso de una detonación. Debido a COVID-19, muchos lugares que puede pasar en el camino hacia y desde el trabajo pueden estar cerrados o pueden no tener horas de operación regulares.

Las áreas al aire libre, los vehículos, las casas móviles NO proporcionan un refugio adecuado. Busca sótanos o el centro de grandes edificios de varios pisos.

Asegúrate de tener un kit de suministros de emergencia para los lugares que frecuentas y es posible que tengas que permanecer durante 24 horas. Debes incluir agua embotellada, alimentos envasados, medicamentos de emergencia, una manivela o una radio a batería para obtener información en caso de que se corte la energía, una linterna y baterías adicionales para artículos esenciales. Si es posible, guarda los suministros durante tres o más días.

Si puedes, deje de lado artículos como jabón, desinfectante de manos que contenga al menos un 60 por ciento de alcohol, toallitas desinfectantes y artículos de limpieza generales para el hogar que puedas usar para desinfectar las superficies que tocas regularmente. Ten en cuenta las necesidades específicas de cada persona, incluida la medicación. No olvides las necesidades de las mascotas. Obten baterías adicionales y dispositivos de carga para teléfonos y otros equipos críticos.

Estar preparado te permite evitar excursiones innecesarias y abordar problemas médicos menores en el hogar, aliviando la carga en los centros de atención de urgencia y hospitales.

Recuerda que no todos pueden darse el lujo de responder abasteciéndose de necesidades. Para aquellos que pueden permitírselo, hacer compras esenciales y construir lentamente los suministros por adelantado permitirá períodos de tiempo más largos entre los viajes de compras. Esto ayuda a proteger a aquellos que no pueden adquirir artículos esenciales antes de la pandemia y deben comprar con más frecuencia. Además, considera evitar los productos etiquetados con WIC para que aquellos que confían en estos productos puedan acceder a ellos.

Fuente

https://www.ready.gov/es/radiation 

Pablo Cid

Hombre de familia, fabricante de ideas, admirador del arte, científico de la política y aspirante al cielo.

Sobre PoliticArte 
Somos una minoría creativa, recolectora de noticias y creadora de periodismo, promotora del arte y admiradora de la cultura mexicana, vigilante del Poder y altavoz del Pueblo.

¡Haz Tribu y comparte PoliticArte!

Las opiniones aquí expresadas son responsabilidad del autor y no representan necesariamente la opinión oficial de PoliticArte.Mx

Te interesa