Una misión de valor

Valor actual - Juan Manuel Rodea 03 de noviembre de 2020 Por Juan Manuel Rodea
Puede entenderse como una misión, tal y como las que veíamos en películas clásicas de acción como las de James Bond
Captura de pantalla 2020-11-03 a la(s) 16.11.03

@ManuelRodea

¿Estás dentro del valor o ‘te vale’?, puede entenderse como una misión, tal y como las que veíamos en películas clásicas de acción como las de James Bond, justo esta semana vimos partir a Sean Connery a sus 90 años siendo quien lo encarnara por primera vez con un estilo inigualable, nadie quita méritos a Pierce Brosnan o Daniel Craig, el valor de personajes como James Bond e Ethan Hunt se ha mantenido en el mismo lugar del imaginario de la gente, muy a pesar de los diferentes estilos en el caso del agente 007 de acuerdo a los diferentes actores que lo han interpretado, cada saga conserva sus características propias y si bien Tom Cruise es el referente único que caracteriza al protagonista de Misión imposible, la autenticidad de una línea y otra tanto en sus personajes como en sus historias es indiscutible.
 
Por eso entre salidas y llegadas, fue una gran noticia para muchos al inicio de la semana anterior el ver confirmada el lunes pasado a Amy Coney Barrett como jueza de la Corte Suprema de Estados Unidos, ¿y qué representa este hecho para la humanidad más allá de la nación norteamericana?, uno de los principales puntos que trae la agenda de Barrett es replantear el curso que ha tomado la legislación de su país después del caso Roe vs Wade en lo que se refiere a los aspectos jurídicos sobre la práctica del aborto. Se podría pensar en la dimensión geopolítica del asunto sobreentendiendo que lo que ocurre en Washington tiene un efecto dominó sobre el resto del mundo para bien o para mal y es un fenómeno que nos da para escribir un buen rato, y de hecho por lo que implica la jornada del día de hoy en suelo norteamericano consideré necesario extenderme un poco más de lo habitual. La misión de Amy como magistrada en este tema es igual de desafiante que cualquiera de las que hayamos visto con James Bond o Ethan Hunt en los cómics, el cine y la pantalla chica respectivamente, igualmente enfrenta a diversos rivales en varios niveles, aunque más que pensar en adversarios a una causa como la defensa de la vida habría que pensar en esa misión como tal, esclarecer cuál es el objetivo de la misma.

Amy ProvidaCatólica PROVIDA a la Suprema Corte de EUA

Más allá de los aspectos legales, la defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural tiene como respaldo el valor que intrínsecamente tiene la vida misma al no ser equiparable con ningún otro bien, independientemente de que una chica en TikTok diga que prefiere un elote, un tequila o una gordita que tener hijos, es evidente que la oportunidad de gozar de bienestar conformando una cesta de bienes es consecuencia de estar con vida y haber crecido en una familia más o menos conformada, ¿o a cuántos litros de helado tenemos que renunciar para garantizar un año más de vida sin la necesidad de una aparatosa etiqueta negra prohibitiva?, sea de limón o de chocolate no podemos elegir otro día para morir y por eso deberíamos elegir vivir en serio cada día que abramos los ojos por la mañana.
 
Asimismo y al igual que la forma que la opacada presentación de golosinas y pastelillos a los que se les está requiriendo retirar personajes animados entre otras formas de disminuir la estética y atractivo de sus empaques difícilmente cambia el gusto que nosotros tenemos por ese producto desde antes de que estas medidas hayan comenzado a surtir efecto, la vida al trascender nuestras acciones en el plano material no la podemos desvalorizar por adecuaciones de percepción forzadas con la finalidad que sea, simplemente se acepta o se rechaza y Amy como muchos otros legisladores y políticos en Estados Unidos y el resto del mundo se ha propuesto la consigna de aceptarla y procurar que se acepte y respete en el ámbito de influencia que les compete respectivamente, en el caso de los ciudadanos evidentemente el voto es lo más básico que pueden hacer en este afán de colaboración y con esa consigna deben los estadounidenses ir a votar el día de hoy.
 
Ese economista liberal clásico francés que al final de sus días entre los síntomas de una enfermedad respiratoria diferente a la que nos atemoriza en estos días escribió sobre la función de la ley que inicialmente era la preservación de la vida y la propiedad advertía en esa obra a la cuál denominó con ese nombre (La ley, 1849) sobre los peligros que supone que sea concentrada por parte de un grupo de personas con fines de despojar a alguien más de la dignidad que supone en sus derechos auténticos –término que se conoce como expoliación–, cuando se habla de censura en la ley se atenta contra la libertad de expresión, cuando los impuestos desincentivan progresivamente las actividades de compra y venta se está vulnerando la propiedad personal, y al pensar en la vida sujeta a las circunstancias para poder continuar o no estamos propiciando el mayor de los atropellos posibles con el aparato legal.
 
Agustín Laje decía conversando con Lupe Batallán que la ley tiene una función pedagógica sobre la conducta y la moral de la sociedad, es indirecta pero crucial pues aunque Bastiat en La ley reconoció que la moral tiene un peso mayor que cualquier aparato legislativo, si la moral de una sociedad está en crisis es preciso hacer todo lo que esté en nuestras manos para evitar que leyes que vulneran esos tres derechos básicos –vida, libertad y propiedad– terminen de esclavizarnos humanamente, este reto es difícil pero no es imposible de asumir, es nuestra misión si decidimos aceptarla en libertad, es preciso hacer un recuento para determinar si contamos con lo necesario para alcanzar a cumplirla, es necesario tomar una libreta para anotar todo lo que se requiera por pequeño que sea y mostrarlo de cara al futuro.

14

Sobre PoliticArte 
Somos una tribu digital, recolectora de noticias y creadora de periodismo, promotora del arte y admiradora de la cultura mexicana, vigilante del Poder y altavoz del Pueblo.

¡Haz Tribu y comparte PoliticArte!

Te puede interesar