Una visión de valor

La visión nos permite responder ante los retos propios de los cambios personales y ambientales
Valor actual VI-min

@ManuelRodea

¿Ves el valor o ‘te vale’?, el valor de la misión claro está que es elemental en la búsqueda del bien y la verdad, la procuración del bienestar asimismo se convierte en una consigna común en la medida en que estamos dispuestos a colaborar y propiciar el justo medio.

Dentro de todo, no podemos dejar de lado las particularidades que tiene el principio del valor de acuerdo a las circunstancias y las personas, particularmente refiriéndonos al ámbito de las decisiones, hecho que han respaldado expertos como el economista Peter F. Drucker, que observó que más que pensar en decisiones futuras deberíamos pensar en el futuro de las decisiones presentes.

Si congeláramos el tiempo, nuestras decisiones estarían valoradas en términos de preferencia de una cosa por otra y nuestros términos de renuncia de un bien a cambio de otro, o bien renunciar a un plato de picadillo a cambio de uno de una exótica sopa tipo ramen, o a un automóvil blanco a cambio de uno negro. No obstante, el tiempo puede hacernos cambiar de parecer en función de una experiencia pasada: si nos salió una mosca en la sopa la última vez que pedimos una, los rizados fideos que en otros momentos nos resultaron apetitosos difícilmente nos disuadirán de la desagradable experiencia recién vivida que no es necesario seguir describiendo a detalle, e igualmente si tuvimos un aparatoso accidente en un flamante automóvil de color blanco terminaríamos eligiendo uno negro quizás más movidos por el deseo de olvidar esa tragedia y sus secuelas que por el atractivo y elegancia del nuevo color del vehículo.

Por eso es que esa lógica del “efecto péndulo” que se observa en los ciclos políticos en la que después del hartazgo por los políticos de derecha se elige a uno de izquierda en el afán de reemplazo y la preferencia de uno de derecha después de la mala experiencia con los antecesores de izquierda a veces queda en segundo plano, eso podría salir a la vista cuando en México se observa a una oposición que ante el olvido de antiguos ideales y por mantener el antagonismo hacia un gobierno en turno repudian a quien en algún momento representara la moral que en condiciones normales pudiera serles más afín a su causa después de algún antecedente de colaboración con el adversario más próximo; al mismo tiempo se ven líderes y seguidores tan fieles a la narrativa de la disidencia electoral que les llevó al poder, que al ver ahora el problema en calidad de espectadores practican una inusual prudencia en la postura pública al no reconocer a un ganador virtual para el sufragio del vecino del norte.

WhatsApp Image 2020-11-03 at 6.50.26 PM4 ASPECTOS A CONSIDERAR SOBRE LAS ELECCIONES EN EUA

La subordinación es un precio de la colaboración que muchas veces se tiene que pagar de manera justa, no obstante está en función del tiempo mismo dado que la expectativa del valor futuro de la experiencia es creciente independientemente de que sea alta o genuinamente modesta, lo cierto es que esa disposición a la renuncia de un bien a cambio de uno considerado mayor de acuerdo a la ocasión también disminuye a consecuencia de esa expectativa; recordando el ejemplo de la comida y el vehículo que elegiríamos, le apostaríamos a lo actual no solamente por la fascinación de la nueva oportunidad sino también por la ganancia presente que en esta misión se puede alcanzar después de visualizar un aspecto específico. 

La visión nos permite responder ante los retos propios de los cambios personales y ambientales, y a la vez debe reportarnos un sentido de fidelidad a la misión para no perder de vista los valores que tienen carácter inmutable. Podríamos estar presenciando el fin de una etapa próspera, pero si no somos capaces de apreciarla como deberíamos y no afrontamos el miedo al pasado terminaríamos conduciéndonos sin aprender de sus lecciones y tirando por la borda la esperanza de un futuro incierto ante una mala elección resultante de una visión sesgada, misma que de estar comenzando a distorsionarse en calidad de urgente nos apremia rectificar de rumbo para evitar resultados catastróficos.

Al final y a pesar de las sustanciosas diferencias entre una y otra, la misión y la visión están emparentadas y en términos ortográficos solamente les diferencia una letra: la ‘m’ de ‘movimiento’ en el caso de la misión y la ‘v’ de ‘voluntad’ en la visión.

14

Sobre PoliticArte 
Somos una tribu digital, recolectora de noticias y creadora de periodismo, promotora del arte y admiradora de la cultura mexicana, vigilante del Poder y altavoz del Pueblo.

¡Haz Tribu y comparte PoliticArte!

Te puede interesar