Retribuyendo el valor

Vienen ya las fiestas decembrinas y con ellas los recuerdos
valor actual XII-min

@ManuelRodea

¿Asumes el valor o ‘te vale’?, ¿has recibido tu aguinaldo?, ¿has comprado los regalos y la cena?, porque vienen ya las fiestas decembrinas y con ellas los recuerdos, y entre los recuerdos están una que otra pelea de un cliente con otro por el último cochecito de control, la última muñeca, el último pavo o la última botella de vino, podría existir también alguna pelea entre vendedores por atender a un cliente, no necesariamente hablamos de escenas violentas pero si disputas en mayor o menor medida que son el síntoma de la aversión humana a la escasez.

Entendiendo la escasez como el agotamiento del valor, ante el dilema de la distribución nos encontramos ante diversas disyuntivas, dentro de las más comunes pareciera evidente que es necesario producir valor para poder repartirlo, pero la demagogia apunta más hacia señalar injusticias y corrupción en el acto de producir y se queda limitada en un afán distributivo con tintes predatorios y atrofiando la mayor parte del tiempo la producción misma al despojarla de su valor malbaratándolo más con rapiña que con benevolencia.

En esa línea iba la intención de quitar de enmedio la figura del outsourcing, que junto con la modificación a la ley del Banco de México se van a la congeladora al irse de vacaciones los legisladores, también con la cabeza fría se podrían pensar mejor las cosas para evitar decisiones que millones podrían lamentar en el cajero automático, el supermercado o en una llamada de la oficina de recursos humanos.

Es preocupante que estos ejemplos sobre la valoración sean tan solo algunos en la lista, no diremos que las cuarentenas son un error al ser propuestas para frenar los contagios de COVID19, pero si tenemos que ser críticos sobre la forma en la que se han llevado a cabo, en cómo se ha permitido que sean el motivo para el cierre indiscriminado de centros de producción y cómo es que las acciones necesarias para tratar la enfermedad como la compra de medicamentos y equipo y controlar los contagios a través de la aplicación de pruebas y rastreo de casos hayan sido ignoradas ante la prioridad a proyectos de inversión que siguen siendo poco justificables al ir de salida la producción de energía a base de hidrocarburos, al ser poco funcional la propuesta aeroportuaria respecto a la cancelada anteriormente y al representar un daño ambiental injustificado un capricho de transporte turístico.

Y pesa aún más lo que sucede ante una solución de carácter urgente, si se cuenta con vacunas para inmunizar a la población y seguía habiendo trabas a consecuencia de la centralización era de esperarse que se buscaran alternativas para conseguirlas, y es irónico que quien propicia esta y otras situaciones propiciando esa centralización califique de “ruin y mezquino” politizar las soluciones.

Es necesario denunciar en estos tiempos el error principal de esta perniciosa demagogia: distribuir el valor no es algo que se deba hacer solamente al final de los ciclos correspondientes, sino que es preciso que la capacidad de producirlo y distribuido también pueda ser propiciada de forma participativa para agilizarla y evitar abusos.

Asumir el valor representa una verdadera justicia, puesto que si se habla de esta sin hablar de libertad o viceversa lleva a viciar su aplicación y lejos de acabar con la corrupción la multiplica, y peor aún si se habla de justicia y libertad sin hablar de responsabilidad o sin dejarla clara. Los valores no son opcionales ni sustitutos uno de otro, y valorar a nuestras familias en las adversidades de 10 meses de riguroso encierro aún en días de fiesta pueden ser suficientes para que nos quede claro.

Entre penas y pérdidas, es posible en familia retomar la conciencia sobre el valor al saber lo afortunados que somos de poder estar en casa encerrados pero juntos en la mesa, confiar en que puede ser mejor el futuro y creer en los resultados de nuestros esfuerzos puede encauzar una renovada esperanza para los próximos reencuentros.

Sobre PoliticArte 
Somos una minoría creativa, recolectora de noticias y creadora de periodismo, promotora del arte y admiradora de la cultura mexicana, vigilante del Poder y altavoz del Pueblo.

¡Haz Tribu y comparte PoliticArte!

Las opiniones aquí expresadas son responsabilidad del autor y no representan necesariamente la opinión oficial de PoliticArte.Mx

Te puede interesar