Control mediático: Libertad coartada.

Pacto Humanista - Jo Valdés 13 de enero de 2021 Por María José Valdés
Al finalizar el año veinte-veinte quedamos con expectativas muy altas sobre aquello que pudiera sorprendernos en el futuro, pero parece ser que el 2021 viene con nuevas formas de entender lo que conocemos.

Captura de pantalla 2021-01-13 a la(s) 13.15.46

En la actualidad el derecho al acceso a la información y la libertad de expresión pareciera ser algo que esta garantizado con un solo click. En esta era de la digitalización y las redes sociales podemos conocer lo que sucede de extremo a extremo del mundo, lo que ha permitido que la población con acceso al internet genere opiniones más variadas, aunque no siempre bien informadas, sobre temas de relevancia político-social.
 
Las redes sociales han tomado tanta fuerza que incluso se presume que gracias a la presión mediática se han logrado cambiar decisiones en los congresos, derrocar gobiernos y, sobre todo, polarizar a la sociedad. Uno de los casos que mejor lo ejemplifica es el episodio de la “toma” del Capitolio que dice mucho sobre la posición de Washington en el mundo después de cuatro años de la presidencia de Donald Trump y como las redes sociales se volvieron aliadas para el control mediático de la situación.
 
La intención en esta ocasión no es justificar o victimizar al ex presidente Donald Trump pero si es necesario que pongamos en evidencia cómo las redes sociales se han vuelto una herramienta de control mediático y manipulación de la información. 
 
La cuenta del mandatario fue borrada de la plataforma Twitter aludiendo al “riesgo de incitar a la violencia” caso poco complejo, a mi parecer sin justificación, si lo comparamos con las redes de pornografía, trata de personas y de otros líderes políticos autoritarios que usan esta red social para fines corruptos o altamente violentos.
 
¿Acaso también se va a suspender a AMLO, Maduro, Xi Jimping o Kim Jung-un? Nada tontos. Si bien el mandatario no es precisamente de mi personal agrado ha sido un referente mediático con ciertas posturas que dañan susceptibilidades y poniendo alto a agendas progresistas como el aborto y la ideología de género.
 
E insisto, este control de la información ¿Bajo qué criterios de exclusión se aplica? Porque de forma deliberada siguen abiertas cuentas, por ejemplo, de grupos extremistas feministas que sí usan el odio y actividades perjudiciales como el uso indiscriminado de misoprostol y el incentivar el aborto casero sin acompañamiento de un médico, así como repetidos discursos violentos en contra de cualquiera que no comparta la agenda de muerte y proselitismo progresista. 
 
Todos aquellos que activamente usamos las redes sociales para manifestar nuestra desaprobación no me dejarán mentir que en más de una ocasión hemos sido “suspendidos temporalmente” por no subirnos a los intereses de las agendas globales.
 
No es solo la censura del magnate norteamericano es la creciente tendencia de lo políticamente correcto y el ausentismo impuesto de la disidencia de opinión que tarde o temprano terminará por convertirse en un régimen autoritario sin libertad de expresión.
 
Esto abre la puerta a una mayor regulación de las redes sociales bajo próximas administraciones. “Su empresa, sus reglas” quizá, pero al tener un alto impacto en la democracia y en la vida política de las naciones esto se puede convertir en un referente de la libertad. ¿A qué privilegios estamos dispuestos a renunciar por el uso de alguna red social?
 
Encuentro en el cierre de las cuentas de Trump una problemática que en un futuro próximo afectará la forma cómo entendemos la libertad de expresión y cómo esta puede ser coartada. Pero no es el fin solo es el inicio de reinventar la forma.
 
Gracias por leerme,
- Jo.

Blanco Negro Sencillo Profesional Salud Tarjeta de Visita

Sobre PoliticArte 
Somos una minoría creativa, recolectora de noticias y creadora de periodismo, promotora del arte y admiradora de la cultura mexicana, vigilante del Poder y altavoz del Pueblo.

¡Haz Tribu y comparte PoliticArte!

Las opiniones aquí expresadas son responsabilidad del autor y no representan necesariamente la opinión oficial de PoliticArte.Mx

Te puede interesar