Valor distante –y otros significados–

Se ha hablado mucho del valor en relación con el tiempo, puede que sea una de las principales variables para medir su impacto, no obstante es preciso mirar hacia otras magnitudes para sopesarlo como las distancias y el espacio en el que nos desenvolvemos
valor actual XX-min

@ManuelRodea

¿Alcanzas el valor o ‘te vale’?, porque se ha hablado mucho del valor en relación con el tiempo, puede que sea una de las principales variables para medir su impacto, no obstante es preciso mirar hacia otras magnitudes para sopesarlo como las distancias y el espacio en el que nos desenvolvemos.

Y es que cuando una relación de amistad o con un rumbo más allá implica la pregunta “¿en tu casa o en la mía?” nos hace pensar en el dilema de valoración del espacio compartido con el vínculo correspondiente, y es el vínculo uno de los pilares de la voluntad, pues la dimensión afectiva del ser humano proyecta su voluntad desde el espectro individual hacia su plano interpersonal, no se puede pues hablar de la acción comunitaria sin un vínculo fraterno que parte de lo más sublime de la esencia individual en busca de ser complementada.

Este móvil volitivo ha sido tratado de explicar por varios pensadores, de momento vienen a mi mente Fernando Savater y Zygmunt Bauman; por una parte Bauman habla del amor como algo tan estremecedor y cargado de incertidumbre como la propia muerte (Amor líquido, 2003), mientras que Savater nos invita a pensar en la muerte como una de las reflexiones preliminares sobre la vida en general y especialmente en su carácter personal e intransferible (Las preguntas de la vida, 1999).

Lo cierto es que ante esa angustia que precede a la fascinación propia del enamoramiento y al miedo a la muerte existe un impulso del ser humano que le lleva a querer prepararse para un momento del cuál no conoce el momento, forma o intensidad con el que ha de ocurrir, esa voluntad de sentido de la que habló en su momento Viktor Frankl dota de una fuerza logodinámica al individuo que motivado habrá de tomar decisiones, mismas que impactarán en su entorno y sus vínculos.

De ahí la importancia de conocer el impacto de la voluntad en la evaluación de los acontecimientos en los que hay personas involucradas. Por ello es que en el marco de la celebración del amor y los vínculos derivados, es necesario aprovechar un ejemplo vivencial básico para comprender algunos asuntos como la geopolítica: amor a distancia.

Entre más lejana suele ser la ubicación del ser amado, más estratégico tendrá que ser el manejo de la relación y más amplia la diversidad de resultados de esta en un futuro, el cine da algunos ejemplos de ello pero es posible conocer también casos conocidos donde, o bien los amantes vencieron el reto de la distancia en algún momento y terminaron viviendo junto a la persona amada, o pudieron haber experimentado lo que en su momento supuso para los grandes conquistadores el perder colonias y territorios después de una serie más o menos extensa de exitosas campañas.

Para esta cuestión en particular juega un papel importante la logística implicada para resolver el problema de los traslados, el costo que en tiempo y dinero implica la movilización territorial, de ahí que sea necesario un buen medio de transporte. Claro está que no solamente es mover personas sino también objetos en forma de equipaje y paquetería, y ahí es cuando nos cae el veinte de que no solamente a quien viaja afecta no contar con buenos transportes y terminales, sino también a quien manda o recibe cargamentos.

Manteniendo las comparaciones, es común escuchar “esa persona no te conviene por n razón”, y aplica también a otras decisiones como compras o proyectos, porque se dijo que un aeropuerto en Texcoco no convenía por actos de corrupción e incluso problemas ambientales. En el caso de los ejemplos cotidianos, quien habla mal de un rival de conquista puede ser una mejor opción o todo lo contrario, en teoría conociendo a esa persona se podría saber cuál es el caso, pero el sentimiento suele nublar la razón; en cuestiones económicas y políticas no es diferente, el desánimo o algún otro sentimiento negativo pueden desviarnos de una justa evaluación de las propuestas, en especial si a pesar de la elaboración de su presentación la sustancia es un contenido con poca calidad.

San Valentín fue un hombre que literalmente perdió la cabeza por una buena causa, pues desafió a un gobierno autoritario que impedía la realización personal de quienes buscaban unir sus vidas por amor, y se cuenta que Santa Lucía a su vez ofreció sus propios ojos a cambio de la rectificación de quienes buscaban hacerla desistir de sus convicciones. Es irónico que el nombre de Santa Lucía se haya dado a una base aérea militar que sería escogida con los ojos vendados y de forma arbitraria para pretender ofrecer un proyecto alternativo de aeropuerto internacional que al parecer ni siquiera a la vista de su principal impulsor es de total agrado la sola imagen, y por más que se le haya dado un nombre distinto tratando de encumbrar un gris personaje de la revolución mexicana, difícilmente se podrá cambiar la percepción real del hecho.

Ahí está que el amor no es precisamente ciego, denostando que tampoco es preciso perder la cabeza por cualquier cosa, antes bien, nuestros ojos deben estar abiertos en todo momento y situación y hemos de ceder nuestra visión solamente por la causa correcta. Esto es un acto de voluntad verdaderamente transformador que le da a los vínculos esa fuerza oblativa en aras de trascender en el vínculo capaz de procurar un verdadero bien común, de ahí que la distancia física no sea el obstáculo más difícil de vencer, sino otras formas más de lejanía en toda clase de vínculo fraterno.

Y así como en toda historia de amor con un final escrito, "donde hubo fuego, cenizas quedan". Y las cenizas simbolizan el resurgimiento de una nueva forma de vida, sólo que para las creencias que perduran, es requisito de ello el arrepentimiento, y si el arrepentimiento apela a cambiar el rumbo de nuestras decisiones, este es el momento de intentarlo.

Sobre PoliticArte 
Somos una minoría creativa, recolectora de noticias y creadora de periodismo, promotora del arte y admiradora de la cultura mexicana, vigilante del Poder y altavoz del Pueblo.

¡Haz Tribu y comparte PoliticArte!

Las opiniones aquí expresadas son responsabilidad del autor y no representan necesariamente la opinión oficial de PoliticArte.Mx

Te puede interesar