¿Pueden estar los libertarios a favor de la despenalización del aborto?: análisis personalizado

Laboratorio Político 22 de febrero de 2021 Por Juan Manuel Rodea
Reconociendo el minimalismo axiológico del libertarismo, una respuesta simple podría hacer pensar en que la postura de Gloria de una ética de alcance individual permite ser proaborto y libertario
Debate Gloria Laje-min

@ManuelRodea

"Cuando se intenta disipar la mentalidad bélica tanto en uno mismo como en el juego político vigente y, sobretodo, en las mentes y ánimos de los más jóvenes, se tropieza de inmediato con ese gran obstáculo que supone la militarización de nuestro lenguaje."

Fernando Savater, (Contra las patrias, 1996)

Ante la amenaza de las libertades fundamentales, cualquier forma auténtica de propiedad e incluso la vida y la integridad física en ocasiones, es preciso anticiparnos a las consecuencias desencadenadas por una acción equivocada desde las propias ideas, de ahí la importancia de una batalla cultural y de confrontar ideas entre sí, aún cuando parezcan tener cierta afinidad pero que suelen encontrar disparidad de criterios en temas que no dejan de ser importantes y de hecho delicados como el aborto, y en esta ocasión no queda menos que puntualizar el debate en línea que tuvieron Gloria Álvarez y Agustín Laje respecto a la despenalización del aborto.

Una advertencia previa que debo hacer al lector, es que pretendo evitar que esta narración de ese diálogo de pie para pensar como la propia Gloria lo expresó en redes sociales, el hecho de que por "sesgo ideológico" se esté pensando en Agustín o en ella como ganador o ganadora, podría hablar de objetividad como criterio pero descartaría el uso de la palabra esta vez por dos razones: en primera, estamos hablando de un problema referente a la dignidad de la persona y por tanto no nos podemos referir a nadie como si de un objeto se tratase; y la segunda consiste en que a pesar de que la intención es revisar el curso que tomaron las ideas, podría prestarse a confusión afirmar que lo intentaré hacer "de forma objetiva", puesto que en el debate fue citada Ayn Rand y la filosofía objetivista, línea que merece ser tratada aparte de forma especial. De hecho, justificaré mi estilo tanto de redacción como de perspectiva presentando una propuesta de valor adicional para compensar cualquier posible omisión en la narración de lo que ocurrió durante el debate y lo haré con un juego de palabras: esto será un análisis personalizado y más adelante explicaré su implicación.

valor actual VIII-minLa dispersión del valor y los retos de la libertad

Dentro de los principios básicos de la filosofía libertaria podemos encontrar tres derechos fundamentales: la vida, la libertad y la propiedad, y en su momento hablé de un principio que suele englobar estos tres que es conocido internacionalmente como el NAP o principio de no agresión. Claro está que supone un pilar axiológico básico y perfectamente compatible con casi cualquier línea filosófica, pues se esperaría que al no agredir físicamente a alguien no habría de esperarse una agresión por parte de esa otra persona. Pues el formato del debate y los turnos se prestaron para que el planteamiento inicial de Agustín Laje, sencillo pero contundente, marcara el rumbo y el resultado del mismo: "matar a un ser humano inocente violenta el principio de no agresión" y "un feto humano es un ser humano inocente", por lo que "matar un feto humano violenta el principio de no agresión", lo que nos lleva a preguntarnos "¿cuando empieza a existir ese ser humano al cuál hay que proteger de la agresión de los demás?"

Ignorando o tomando con humor el comentario de Álvarez sobre lo retrógrada que podría sonar estar de acuerdo con la teoría de la evolución "por ser pecado" –independientemente de la postura rectificada o no en la actualidad de cada contexto confesional– comenzó bien su participación al hablar de que el libertarianismo busca llevar desde el siglo XX el concepto de los mercados libres del liberalismo económico clásico hacia lo que llamó las "mentes libres" resumiendo el impacto de llevar el concepto de la libertad hacia otros ámbitos de la vida cotidiana además de la economía, y en ese ínter puntualizó que uno de los expositores del propio NAP, Murray Rothbard, estaba a favor del aborto al considerar a la mujer como una de las primeras extensiones de propiedad –habría que agregar que este economista de la escuela austriaca también llegó a hablar de la posibilidad de los padres de vender a sus propios hijos ya nacidos–.

Destacaron además en la participación de Gloria los siguientes elementos argumentativos: mostró una colección de literatura afirmando que alrededor del 71% de los libertarios son "prochoice", y dentro de las obras mostradas una fue la que llamó la atención de Laje y según los comentarios en las redes de gran parte de la audiencia, que es la enciclopedia libertaria, misma que indicó cómo está compuesta y cómo clasifica diferentes posturas ante actividades diferentes como la conducta sexual, el uso de drogas y otras cosas, es decir, una especie de canon que recomendó que deberían tener "los socialistas y los conservadores".

Álvarez destacó que esta diversidad de posturas se debe a que el libertarianismo tiene una visión jurídica más basada en el luznaturalismo que en el derecho positivo, es decir, que la conducta humana debe preferir las sendas de la normatividad que no está escrita sobre aquella que si lo está debido a que da lugar a instituciones que pueden usar la ley escrita para limitar las libertades resultando en autoritarismo e ineficiencia.

Es por eso que la pregunta central del debate da para ser respondida y darle la razón a Gloria en que una actividad que se pretende que desaparezca debe quedar fuera de un aparato de gobierno que pueda imponerla y multiplicarla con la misma fuerza con que puede prohibirla –tomó el ejemplo de la China comunista hasta el día de hoy–, y sin embargo dejó Agustín clara una cosa: "detrás de la despenalización, también está el Estado y también están los impuestos", y mencionó las organizaciones que buscan apoyar el aborto en Guatemala con fondos de los organismos internacionales.

Claro está que varios representantes del libertarismo coinciden en que el NAP es un principio más ambiguo de lo que se cree y por tanto delimitan la filosofía libertaria solamente a una dimensión de filosofía política por la misma razón, buscando pasar al campo de la moral personal la decisión de abortar, de ahí que cuando Laje preguntó a Álvarez si reconocía que la vida comienza con la concepción y ella afirmó que si, entonces por qué no aplica el NAP a un feto humano, y su respuesta fue "porque no soy yo la que está abortando".

De este modo, reconociendo el minimalismo axiológico del libertarismo, una respuesta simple podría hacer pensar en que la postura de Gloria de una ética de alcance individual permite ser proaborto y libertario, mientras que por otro lado tras alusiones personales sobre si ha realizada verificación vía test de su postura en el diagrama de Nolan y si es libertario o no –entendiéndolo como condicionante para validar la opinión–, Agustín concluyó diciendo: "el libertarismo es una filosofía política que a mi personalmente me gusta mucho, ¿me quieren llamar libertario o no?,[...] me tiene sin cuidado, llámenme como quieran", y al retomar sus silogismos planteados al principio, declaró que si "matar a un ser humano inocente violenta el principio de no agresión, por lo tanto el libertarismo no admite la matanza de seres humanos inocentes" y si "un feto humano es un ser humano inocente" entonces "matar un feto humano violenta el principio de no agresión", por lo que con una respuesta elaborada de forma diferente podría decirse que una moral que complemente la filosofía política elegida y que mire al individuo más allá de su concepción actualista puede encontrar una mejor solución, ya que sin vida no hay libertad, ni propiedad, ni ningún otro derecho.

valor actual IX-minDesafíos al preservar el valor

Una lección para mi y para toda persona de buena voluntad, dentro del círculo libertario y fuera de él, un tema que implica al ser humano de forma obligada por afectarle de cara al futuro, es que tiene que reconocerse como "un problema de filosofía, no una guerra de autores" la consigna de buscar soluciones que dignifiquen al ser humano en su espacio y temporalidad completos, y aquí es donde viene la personalización de mi análisis: según Emmanuel Mounier, representante del personalismo, el ser humano –hombre y mujer– forma parte de su naturaleza no solamente de forma material sino en el plano metafísico completo –de ahí que las emociones, tanto bellas como adversas que son parte del embarazo trasciendan a la mujer encinta– y si no hay libertad, seríamos como juguetes, tal es el papel de la libertad que nos afirma en nuestra vida y dignidad, por ello para que esta libertad tome un rumbo de trascendencia es preciso valorarla desde la óptica de esa naturaleza inherente de la que tampoco se puede despojar a la persona en vida, más allá de la filosofía libertaria, más allá del movimiento libertario y más allá de cualquier filosofía o movimiento.

Por eso es que decidí comenzar en este momento el conocimiento de la filosofía personalista; por eso es que en esta crónica quiero pensar en una visión ecléctica de la vida, la libertad y la propiedad incluyendo la dimensión de trascendencia; por eso es que estas líneas las he definido como un análisis –de carácter meramente cualitativo, de momento– personalizado.

Sobre PoliticArte 
Somos una tribu digital, recolectora de noticias y creadora de periodismo, promotora del arte y admiradora de la cultura mexicana, vigilante del Poder y altavoz del Pueblo.

¡Haz Tribu y comparte PoliticArte!

Te puede interesar