Josemaría Escrivá un joven español que llego a los Altares

HumanizArte 04 de octubre de 2020 Por Pablo Cid
dio el Sí a Dios en la vocación sacerdotal a los 24 años y a los 26 años acepto la extraordinaria misión de construir el Opus Dei, la Obra de Dios.
san jose maria
San Josemaría Escrivá

“Tenía yo 26 años, la Gracia de Dios y buen humor y nada más. Y tenía que formar el Opus Dei”


San Josemaría Escrivá un joven español que dio el Sí a Dios en la vocación sacerdotal a los 24 años y a los 26 años acepto la extraordinaria misión de construir el Opus Dei, la Obra de Dios.


El 2 de octubre de 1928 San Josemaría: "Vio, de modo inefable, a personas de toda raza y nación, de todas las culturas y mentalidades, buscando y encontrando a Dios en su vida ordinaria, en su familia, en su trabajo, en su descanso, en el círculo de sus amistades y conocidos".


El camino del joven Padre Josemaría no fue fácil, a su primer retiro espiritual solo acudieron 3 personas, pero la Obra de Dios siguió caminando, incluso cuando empezó la Guerra civil española, una guerra entre comunistas y la falange española. Donde hubo persecución a la Iglesia y el padre San Josemaría vivió tiempos de verdadero peligro y valentía por Amor a Cristo.


Al término de la guerra civil en 1939, con un país devastado y con hambre, en medio de tribulaciones siguió con la mira puesta en el objetivo, el Opus Dei, viajo en una España destruida, dio Esperanza y Fé, especialmente a los sacerdotes y seminaristas por todo el país, dando retiros espirituales y ejercicios espirituales.


A medida que el trabajo pastoral de San Josemaría pasaba, aumentaban los fieles exponencialmente a millares por lo que necesitaban Sacerdotes con el carisma del Opus Dei, y un día celebrando Misa, tuvo la revelación de crear la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz.


Un hecho impresionante de la vida de San Josemaría es que padecía Diabetes y estuvo varias veces en riesgo de muerte por la enfermedad, hasta que el 27 de abril de 1954, sufrió un shock anafiláctico y pidió a un sacerdote que comía con él, la absolución antes de desmayarse, cuando volvió en si, estaba ciego, pero al cabo de unas horas, estaba totalmente curado de la Diabetes! (la Diabetes no se cura) un regalo de la Virgen María a su San Josemaría.


Y así San Josemaría, siguió con su misión conferida por Dios y fundo la Universidad de Navarra y así se empezaron a fundar a lo largo de los años muchas Universidades Laicas con el apostolado y cuidado del Opus Dei.


Cabe destacar que durante toda su vida San Josemaría siempre mantuvo su juventud de espíritu, su buen humor y su amor a Cristo, María y el Papa.


Murió en Roma el 26 de Junio de 1975, bien es cierto que a las personas se les conoce por sus acciones, cuando partió al cielo, el Opus Dei tenía más de 60,000 miembros, estaba en 5 continentes y tenía miembros de 80 nacionalidades!               


Otro Santo; San Juan Pablo II lo canonizo en el 2002 y su fiesta litúrgica se celebra hoy 26 de Junio día de San Josemaría Escrivá de Balaguer.


Espera! Espera!


Hemos hablado tanto del Opus Dei, que por poco olvido comentar que es el Opus Dei, estas palabras significan  la Obra de Dios.


El Opus Dei tiene una espiritualidad que esta orientada  a encontrar a Cristo en el trabajo, la vida familiar y el resto de actividades ordinarias. San Josemaría encontró un carisma muy particular para vivir la Fé católica, para encontrar la santidad
Lo ordinario, el trabajo diario, el trato con los demás, la familia.


La idea principal es; ¿quieres ser Santo? Pues se un buen empresario/profesionista/trabajador, ¿quieres ser Santo? Pues se un buen Padre-Madre/hijo-hija/hermano-hermana, ¿quieres ser Santo? Pues llega a tiempo a tus citas, se puntual.


Esto me recuerda a una cita Bíblica que dice: “el que es fiel en lo poco, es fiel en lo mucho” Lucas 16:10


Porque si nosotros hombres y mujeres católicos, podemos amar a nuestro prójimo siendo puntuales, haciendo bien nuestro trabajo, generando riqueza, construyendo bien común, si nosotros somos la mejor persona que podemos ser y ayudamos a los demás a ser la mejor persona que podamos ser, ¿estaremos amando a Dios? Por supuesto que sí! Para cambiar el mundo necesitamos ser Santos en lo ordinario y en lo ordinario encontrar la grandeza de Dios y de nosotros mismos.

Estas líneas son escritas con cariño recordando al que yo reconozco como el Santo de los jóvenes, intentando animarte a vivir la vida en Cristo, a dar Fé de la confianza y amor que Dios tiene con nosotros los jóvenes, como a un Joven de 26 años le confió la creación de una organización tan grande y como el tuvo la valentía necesaria para dar el Sí a Dios, sabiendo que si Dios lo infundio en su corazón, Dios le dará las herramientas necesarias para cristalizar  la Obra de Dios

Pablo Cid

Hombre de familia, fabricante de ideas, admirador del arte, científico de la política, y aspirante al cielo.

Sobre PoliticArte 
Somos una tribu digital, recolectora de noticias y creadora de periodismo, promotora del arte y admiradora de la cultura mexicana, vigilante del Poder y altavoz del Pueblo.

¡Haz Tribu y comparte PoliticArte!

Te puede interesar