Australia: Elecciones 2022 y sistema electoral.

Laboratorio Político 06 de septiembre de 2022 Por Tribu PoliticArte
Artículo de Jonathan Chávez en PoliticArte
Elecciones Australia

 

"Quiero que Australia siga siendo 

un país que, independientemente de dónde vivas, 

de a quien adores, de a quien ames o 

de cuál sea tu apellido, no ponga 

restricciones a tu camino en la vida" 

Anthony Albanese

 

Australia es un país poco conocido para la mayoría de los mexicanos, un porcentaje mínimo ha tenido la oportunidad de conocer la isla, ubicada en Oceanía, que en 1788 fue pensada por la corona inglesa como la colonia penitenciaria más grande del mundo y que con el paso de los años se convirtió en la décimo segunda potencia económica mundial de acuerdo a su Producto Interno Bruto.

Los historiadores australianos sostienen que el primer europeo en pisar aquellas tierras fue el famoso navegante inglés James Cook quien daría inicio a la colonización de lo que en aquella época solía llamarse Nueva Gales del Sur, hoy habitada por más de 26 millones de personas de diferentes orígenes étnicos, que han convivido a lo largo de los años y que actualmente ocupan el lugar número 55 a nivel mundial en cuanto a número de habitantes se refiere.

Los Estados australianos y los territorios son relativamente homogéneos. En toda Australia, la etnia dominante es la anglo-celta, el idioma que más se habla es el inglés y la principal religión que se profesa es el Cristianismo. Existe también población indígena aborigen y personas provenientes de las Islas del Estrecho de Torres, así como una considerable diversidad étnica resultado de la inmigración. 

Actualmente este país es una Federación que se compone por seis estados principales que son Nueva Gales del Sur, Queensland, Australia Meridional, Tasmania, Victoria y Australia Occidental, además de dos territorios continentales que son Territorio del Norte y el Territorio de la Capital Australiana; estas demarcaciones en su conjunto conforman la Commonwealth.

mapa-de-australia-vivir-en-australia-emigrar-a-australia

Desde el 1 de enero de 1901 en que el Parlamento británico dictó la formación de una Federación y que se promulgó la ley que les dio una nueva Constitución, luego de que las colonias australianas así lo decidieran a través de un referéndum, su sistema constitucional y político prácticamente no ha cambiado y se organiza como un Estado Federal Parlamentario, en el cual el gobierno nacional es responsable ante la Cámara de Representantes que hoy está conformada por 151 miembros que duran en su encargo tres años. Su senado se compone de 76 miembros quienes son electos por un periodo que dura seis años mediante un sistema de representación proporcional. Su jefe de Gobierno es el primer ministro que será designado por los integrantes de la Cámara de Representantes. 

Tradicionalmente el Gobierno Federal de Australia es encabezado por quien posea la corona del Reino Unido quien a su vez designa a un gobernador general en su representación que dura 5 años en su encargo, sin embargo y como sucede en prácticamente todos los países que se rigen a través de una monarquía democrática, esta figura es solamente decorativa y no tiene practicamente poder político alguno y solo lleva a cabo funciones de consejero gubernamental, ya que en la realidad es el primer ministro electo democráticamente quien define las políticas públicas aplicables para el país y define a los integrantes de su gabinete quienes deberán formar parte del parlamento.

El Poder Legislativo se organiza en dos cámaras: Cámara de Representantes y Cámara de Senadores, por cuanto hace a la de representantes esta se conforma por 151 miembros que son electos cada tres años, cada estado debe tener por lo menos 5 representantes y los demás espacios deberán ser distribuidos proporcionalmente de acuerdo a su población, por lo que el número de representantes por estado es de Australia del Oeste 14, Australia del Sur 12, Nueva Gales del Sur 50, Queensland 28, Tasmania 6, Victoria 36, Territorio de la Capital Federal 2 y Territorio del Norte 2.

Camara de representantes de Australia
  
La Cámara de Senadores está conformada por 76 miembros, de los cuales 12 representan cada uno de los 6 estados que componen la federación y 2 por cada uno de los dos territorios: el Territorio Norte y el Territorio de la Capital Australiana; en el caso de la Cámara de Representantes esta puede ser disuelta en cualquier momento, pero la Cámara de Senadores es inamovible, sin embargo y a pesar de que prácticamente tienen el mismo peso en el proceso legislativo, políticamente la Cámara de Representantes tiene más relevancia ya que es la única que elige al encargado del Poder Ejecutivo.

El sistema australiano utiliza, en el caso de la Cámara de Representantes, el voto de segunda vuelta instantánea, donde en la misma boleta el votante marca la primera y la segunda opción de su preferencia en caso de que su opción primordial no alcance mas del cincuenta por ciento; para el caso de la Cámara de Senadores utiliza el sistema de representación proporcional a través del voto único transferible, que en la práctica es una segunda vuelta instantánea. La actuación de ambas cámaras se rige por el sistema Westminster que es una forma de gobierno democrática que se utiliza en Inglaterra y que a su vez es utilizada por los miembros del Reino Unido y lo que eran las antiguas colonias inglesas hoy independientes.

La Comisión Electoral Australiana es el órgano que organiza las elecciones y tiene como características principales la independencia e imparcialidad, aunado a lo anterior se dedica a proporcionar capacitación electoral, establece los límites electorales para las jurisdicciones federal, estatal y local.

Los partidos políticos que históricamente han dominado el escenario político son principalmente los que conforman dos coaliciones: la Coalición Liberal Nacional que se compone con el Partido Liberal y el Partido Nacional, corrientes políticas que son consideradas, por un lado de centro derecha liberal-conservadora y por el otro de corte agrarista y de base rural, además de dos partidos regionales: el Rural Liberal del Territorio del Norte y el Liberal Nacional de Queensland. 

Por otro lado tenemos a la coalición de partidos denominada Partido Laborista de Australia de ideología socialdemócrata que se divide en dos facciones, por un lado la Izquierda Laborista que es considerada mas progresista y la Derecha laborista, la cual maneja posiciones sociales más conservadoras y menos liberales.

Existe un partido de reciente creación, 1992, denominado Los Verdes quienes representan una ideología de izquierda mas pura y esta formado por grupos de ecologistas que protegen el medio ambiente y luchan contra el cambio climático, esta fuerza representa la tercera fuerza política en el país.

El pasado 21 de mayo del 2022 fueron llamados a las urnas los más de 17 millones de australianos inscritos en el padrón electoral que tenían derecho a votar por 151 escaños de la Cámara de Representantes, cuyos miembros se eligen por tres años, así como por 40 asientos en el Senado, integrantes que se eligieron por un periodo de mandato de seis años, a diferencia de muchos países en Australia el voto es obligatorio y si el ciudadano decide no salir a votar es multado con 20 dólares australianos, es decir casi 400 pesos mexicanos.

En mayo de 2019 los partidos Liberal y Nacional, que compitieron en coalición electoral y que fue encabezada por el candidato perdedor de la elección de este año 2022 Scott Morrison formó gobierno ya que obtuvo 77 escaños en la Cámara de Representantes, mientras que el Partido Laborista se quedó a un paso de ganar ya que, en una elección bastante cerrada, obtuvo 68 escaños quedando como líder de la oposición; por su lado los partidos Los Verdes, Alianza del Centro, el Partido Australiano de Katter obtuvieron un escaño cada uno y tres candidatos independientes obtuvieron un lugar cada uno. Por cuanto hace a los resultados obtenidos para la conformación del senado, la coalición Liberal/Nacional obtuvo 35 escaños y Los Laboristas 26.

Desde el 2021 las encuestas otorgaban la victoria al candidato laborista Anthony Albanese, su liderazgo se veía fortalecido día con día, sin embargo existía una gran preocupación en sus filas, ya que en la elección comentada en el párrafo anterior los mismos estudios también otorgaban el triunfo al candidato laborista, sin embargo el día de la elección todo cambio y sorpresivamente el candidato conservador se llevaría el triunfo electoral, por lo anterior Los Laboristas actuaron sin confianza pero con certeza para llegar a su meta.

Como en todas las campañas que se realizan a lo largo y ancho del mundo, las circunstancias de cada elección son distintas y para este año hubo algunos temas que llamaron la atención tanto de los candidatos como de los votantes y el debate y las propuestas se centraron en cómo resolver estos problemas, entre estos destacan la situación de China y su influencia en los países vecinos y en la economía de Oceanía, el Cambio Climático, la crisis económica y el manejo de la pandemia del Covid 19.

La República Popular China es el principal socio económico y estratégico de Australia pero a pesar de ello en los últimos años han tenido conflictos que han puesto en duda su relación y en fechas recientes este conflicto subió de tono ya que, en un acuerdo por demás preocupante para los australianos, China firmó un especie de tratado de seguridad con las Islas Salomón, lo que ha generado sospechas de que Pekín podría establecer una base militar en el territorio de su nuevo socio poniendo el riesgo la seguridad nacional de la isla; este tema fue muy comentado y criticado, sobre todo porque hay un 5% de ciudadanos que tienen origen chino y en un país donde las elecciones son tan cerradas este pequeño porcentaje puede hacer la diferencia entre ganar o perder.

Otro tema de relevancia que llamó la atención durante la campaña electoral fue el del problema del cambio climático y qué hacer con la contaminación que genera este país ya que es uno de los países que más contamina a nivel mundial debido a que gran parte de su economía se cimienta en la producción y exportación de combustibles fósiles como lo es el carbón; este problema cobró factura durante los últimos años y fenómenos naturales generados por el cambio climático destruyeron gran parte de los recursos naturales y medio ambientales de la isla, ya que tanto un sin número de inundaciones como un incendio que arrasó con todo a su paso generó una destrucción del entorno ecológico como nunca antes se había visto, lo que tuvo como respuesta que candidatos independientes se lanzaran a campaña con propuestas para mitigar este problema.

De hecho este fue uno de los temas que mas restó votos a la coalición gobernante, ya que a pesar de la grave crisis ecológica y climática que vive este país no fue capaz de comprometerse a bajar sus niveles de emisiones contaminantes a lo recomendado por diversos organismos internacionales, dejando en estado de indefensión a las generaciones futuras, lo que le acarreó férreas críticas a su desempeño como gobernante; por otro lado, esta situación fue aprovechada por los llamados candidatos independientes afines al ecologismo y que propusieron medidas mas radicales contra la contaminación el cambio climático lo que les dejo como resultado que obtuvieran diez escaños de los cuales tres fueron arrebatados a los conservadores en territorios que eran considerados parte de sus bastiones electorales.

El laborista Anthony Albanese nació en una zona marginada, en un barrio donde tuvo que luchar para poder sobrevivir, donde sufrió carencias y en donde fue hijo de una madre soltera, quien lo sacó adelante con esfuerzo y sin un padre de familia que los dejó en el abandono y que el propio Albanese encontró años después en Italia; esta forma de vivir le permitió ir adquiriendo la sensibilidad necesaria para saber cómo llegar al votante de las zonas más pobres de Australia. 

Anthony Albanese

El ganador de la selección australiana, es el primer gobernante con un apellido no anglo-celta, ya que el suyo es de origen italiano, se considera con ideología de izquierda, es defensor de la comunidad LGTB, aboga por que sus gobernados tengan un sistema de salud gratuito donde puedan atenderse, quiere dar voz a la comunidad aborigen que durante siglos ha sufrido una discriminación sistémica, promete revitalizar la industria manufacturera, proporcionar el servicio de cuidado infantil más barato para el ciudadano y equilibrar los salarios entre hombres y mujeres.

Pero este nuevo gobernante también tiene ideas que no concuerdan con el izquierdismo y que muchos analistas políticos aseguran que a pesar de sus promesas de ejercer un liderazgo más social seguirá con duras políticas públicas contra los migrantes que desde el año 2013 son trasladados a centros de reclusión ubicados en pequeñas islas alrededor del país en una clara violación de sus derechos humanos, como dato revelador tenemos que su informe anual de 2021 sobre personas refugiadas en Australia, Amnistía Internacional decía que al menos 241 refugiados y solicitantes de asilo se encontraban recluidos en centros de ultramar; así mismo, se destaca su animadversión en contra de China a quien considera como la principal amenaza para el país que ahora gobierna.

Las riendas del gobierno de aquel país serán tomadas por un político que ya ha tenido experiencia en la administración pública, su primer responsabilidad parlamentaria la asumió en 1996 cuando ganó su primer escaño, también ha tenido experiencia directa en el gobierno nacional, ya que en 2007 se convirtió en el ministro de infraestructura y transporte invitado por Kevin Rudd, quien en una breve segunda etapa como Primer Ministro invitó nuevamente a Albanese como Viceprimer Ministro, también colaboró como ministro en el gobierno de Julia Gillard del año 2007 al 2013.

Por su parte Scott Morrison es el hijo de un oficial de policía que nació en los suburbios costeros de Sidney, buscaba su reelección pero su fuerza fue disminuyendo conforme pasaban los días de su gobierno, lo que le generó un desgaste que ocasionó que no pudiera mantenerse un mandato más en el poder; Morrison fue arrastrado por varios escándalos que le hicieron perder la confianza del electorado, entre los cuales destacan el haberse ido de vacaciones a Hawaii con su familia durante los incendios forestales del año 2019 que arrasaron con una parte muy importante del país y que ocasionó una crisis ambiental que tuvo como resultado la muerte de millones de animales y cientos de miles de hectáreas de naturaleza arrasada por las llamas o por no haber actuado ante las acusaciones en contra de un miembro de su partido acusado de abusar de una de sus compañeras en unas oficinas de gobierno.

Morrison fue acusado por algunos compañeros de su campaña como un "autócrata" y un "matón sin brújula moral", comentarios vertidos en unas conversaciones que fueron filtradas durante la campaña de las cuales simplemente no pudo defenderse, dejando en el electorado serias dudas de su calidad como gobernante.

Aunado a todo lo anterior, sus resultados como gobernante dejaron mucho que desear ante el electorado, ya que a pesar de que implementó una estrategia eficaz de cerrar las puertas de la isla durante la pandemia de COVID 19, lo que logró que su país sea uno de los que menores tasas de mortandad tienen por el virus, los votantes consideraron que el tiempo del cierre fue excesivo, y más aún, para ellos la vacunación fue lo bastante lenta como para generar una grave crisis económica en sus bolsillos, incluso su país fue llamado un “estado ermitaño” y considerado como aislado del mundo, lo que les representó problemas para mantener una economía familiar sana.

Desafortunadamente para Morrison la elección se convirtió en una especie de referéndum en donde el votante más que analizar sus propuestas, que fueron muy pocas, se concentró en calificar su trabajo y estrategias que aplicó durante su periodo de gobierno; uno de los problemas mas graves que lo afectó y sobre todo lo desgastó frente a la mayoría con menores posibilidades económicas fue la recesión que se dio durante la pandemia, ya que el país venía de 30 años de crecimiento ininterrumpido, además de la inflación del 5.1% que fue la mayor registrada en 20 años y los incrementos de los precios en los combustibles, los alimentos, la compra y renta de vivienda que para las clases mas desprotegidas el aumento del salario del 2.4% no fue suficiente para contener esta escalada de precios.

Luego del cierre de urnas y de los primeros conteos de votos, quedó claro que parte de los ciudadanos reflejaron su rechazo al sistema de dos partidos y buscaron una opción distinta, estos grandes partidos perdieron escaños frente a los pequeños e incluso contra candidatos independientes, si bien es cierto, esta perdida no representa mayor problema para ellos si les hace llegar un mensaje claro, ya que incluso perdieron territorios considerados bastiones de uno u otro partido.

El Partido Laborista del candidato ganador Anthony Albanese tiene asegurados 72 escaños, pero no obtuvo la mayoría absoluta de 76, por lo que tuvo que buscar alianzas en los días siguientes a la elección entre los partidos minoritarios y candidatos independientes quienes obtuvieron un total de 15 escaños, 12 para candidatos independientes y 3 para los candidatos del llamado Partido Verde, único partido considerado ambientalista en Australia. 

Por su parte la Coalición Liberal-Nacional obtuvo solo 52 escaños y perdió el 6% de los votos con respecto a la elección pasada, lo que dejó fuera de toda posibilidad a Morrison de poder formar gobierno.

En su primer acto como gobernante electo, el primer ministro subió a un avión y viajó a Japón para integrarse a la cumbre del Quad, la alianza entre Japón, Estados Unidos, la India y Australia, en donde se reunirá de manera inmediata con los diferentes jefes de estado de los países mencionados, con el objetivo de contrarrestar la influencia de China en la región.

Sin lugar a dudas uno de los grandes aciertos del sistema político australiano es el voto obligatorio sujeto a sanciones económicas para quien no ejerza esta obligación y de acuerdo a distintos estudios demoscópicos tres cuartas partes de los votantes lo apoyan y no existe ningún movimiento político realmente representativo que luche contra esta disposición. Este tipo de voto ha obligado a que el votante no pueda ser movilizado por los distintos partidos y que por lo tanto ejerza su obligación conforme a su convicción y no por alguna dádiva que pudiera representarle el ir a la urna lo cual ha dado como resultado que la participación siempre sea mayor al 90% una de las más altas a nivel mundial.

Otro gran acierto de este sistema político son los controles que se han establecido mediante el voto popular para contener a los movimientos de extrema derecha o de extrema izquierda que no tienen fuerza y que nunca han podido ser opción para ser gobierno y no representan mayor preocupación para los habitantes de este importante país.

Jonathan-minJonathan Chávez

Tribu PoliticArte

Somos una minoría creativa, recolectora de noticias y creadora de periodismo, promotora del arte y admiradora de la cultura mexicana, vigilante del Poder y altavoz del Pueblo.

Sobre PoliticArte 
Somos una minoría creativa, recolectora de noticias y creadora de periodismo, promotora del arte y admiradora de la cultura mexicana, vigilante del Poder y altavoz del Pueblo.

¡Haz Tribu y comparte PoliticArte!

Las opiniones aquí expresadas son responsabilidad del autor y no representan necesariamente la opinión oficial de PoliticArte.Mx

Te puede interesar