La falacia de autoridad por Roberto Donjuán

Ápeiron por Roberto Donjuán 08 de octubre de 2020 Por Roberto Donjuán
Hoy en día las falacias son en gran medida parte del pensamiento colectivo, se utilizan indiscriminadamente tanto en discursos políticos, medios masivos de comunicación, debates ideológicos y en casi cualquier conversación
plat
La Escuela de Atenas de Rafael

En la actualidad pareciera que hemos superado vicios del pasado y por ello damos por sentado muchas cosas, desgraciadamente la realidad nos demuestra que no es así, que aún como humanidad arrastramos los mismos errores de siempre, un ejemplo de ello son las falacias y sofismas, que actualmente son términos utilizados como sinónimos pese a tener un origen y significado diferente, porque ambos hacen alusión a los argumentos no válidos, pero que en términos simples podríamos diferenciar en que el sofisma es una refutación aparente mediante la cual se defiende algo falso para confundir al oyente, es decir, existe una intención que se construye a partir de un falso silogismo; por otra parte, la falacia es un razonamiento incorrecto con apariencia de verdad que induce al error, sin embargo, lo usual es usarlos en el mismo sentido por las similitudes que hay y las veces que concurren en un discurso.

Hoy en día las falacias son en gran medida parte del pensamiento colectivo, se utilizan indiscriminadamente tanto en discursos políticos, medios masivos de comunicación, debates ideológicos y en casi cualquier conversación. Para poder identificarlas y no caer en el error, es importante que formemos un pensamiento lógico y critico ante cualquier circunstancia, para que cualquier cosa que escuchemos o pensemos pase por el filtro de un razonamiento correcto y con ello tratar de acercarnos lo más posible a la verdad.

Como muestra de lo antedicho, en el debate que está hoy tan de moda socialmente, que es el tema del aborto, todo el tiempo se dicen muchas falacias para defender las posturas, sobre todo del lado que están a favor de que se despenalice y sea legal, ya que la carencia de sustentos en esa postura, implica utilizar o caer en esos razonamientos erróneos. 

De ejemplo a dicho tema, en México es muy usada la llamada falacia de autoridad o argumentum ad verecundiam, al recurrir a la “autoridad” de un biólogo mexicano de nombre Antonio Lazcano para intentar sostener que el ser humano en desarrollo intrauterino no tiene derechos, esto es así, porque el año pasado diversos medios de comunicación replicaron la opinión del “experto” emitida en un conferencia y dicha opinión sigue usándose como nota para “sustentar” la postura a favor del aborto.

¿Por qué lo dicho por Lazcano es usado como una falacia de autoridad? 

Porque el biólogo dijo en lo relativo al aborto de acuerdo a diversos medios de comunicación y, en síntesis, que el embrión (humano) no es una persona, no tiene derechos porque solamente es un conjunto de células, sin embargo, los biólogos no son expertos en derecho, para que el biólogo en cuestión pueda ser tomado como “autoridad” en el tema como lo pretenden los medios de comunicación y ello queda de manifiesto con su afirmación, porque ignora entonces que eso que llama “conjunto de células” tiene derecho a la vida reconocido así por nuestra Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, tratados internacionales y diversos ordenamientos jurídicos en el país, de igual forma existe jurisprudencia del Pleno de la SCJN que así lo sostiene.

Si desentrañamos lo dicho por Lazcano, podemos ver que es una simple opinión personal la cual inclusive no podría tener validez ni siquiera en el ambiente científico, por la falta de rigor con la que la emitió, ya que, trata de definir el término “persona” desde el ámbito biológico lo cual no corresponde, dado que dicha cuestión es de otras materias, como la filosófica o en este caso en particular la jurídica, a lo que cabe preguntarse: ¿Sabrá Lazcano cómo reconoce la legislación sustantiva civil mexicana al embrión respecto a su personalidad y que hasta puede recibir herencias o donaciones? También es evidente que solamente es una opinión personal desde su ignorancia en el tema, que para tratar de validarla desvaloriza al ser humano en etapa prenatal al llamarlo “conjunto de células” dicho término no es nada técnico para un científico y sería bueno pudiera explicar si los seres humanos somos seres pluricelulares, luego entonces ¿Vulgarmente a todos se nos podría llamar conjunto de células? 

El biólogo incurre en otro error al decir que en términos genéticos: "la placenta tiene la misma información que el individuo y no hacemos nada con ella", porque entonces está reconociendo que ese “conjunto de células” es un individuo (por lo tanto es un ser humano y a su entendimiento una persona) y es que genéticamente así es, ya que no existe otro ser con el mismo material genético, de ahí su individualidad en el mundo, y el hecho de que la placenta tenga la información del individuo es porque fue creada a partir de él, cabría entonces otra pregunta a Lazcano ¿Si le arrancamos un cabello desde la raíz a usted y vemos que tiene la misma información genética que él, entonces deberíamos de valorarlo y tratarlo de la misma forma que a uno de sus cabellos?

Para concluir, el error de razonamiento en el que se incurre con la falacia de autoridad, radica en tener algo por cierto por quien lo emite, ya sea porque es considerado un experto o autoridad en la materia, cuando en realidad, la fuerza de un dicho y su verdad, reside en los fundamentos con los que se sostiene y no en la calidad de quien lo emite, y así deberíamos juzgar cualquier dicho siempre, lo cual se podría resumir muy bien con una frase atribuida al filósofo Aristóteles cuando le decían que el maestro lo dijo (hacían alusión a Platón para sostener algo ante él): “Platón es mi amigo, pero es más mi amiga la verdad”.

Blanco Negro Sencillo Profesional Salud Tarjeta de Visita (2)

Sobre PoliticArte 
Somos una tribu digital, recolectora de noticias y creadora de periodismo, promotora del arte y admiradora de la cultura mexicana, vigilante del Poder y altavoz del Pueblo.

¡Haz Tribu y comparte PoliticArte!

Te puede interesar