La Guerra que costó perder casi medio país

México sostuvo una guerra de 1846 a 1848 con altos costos, cuál fue su desarrollo?

CulturizArte 13 de septiembre de 2023 Jorge López Jorge López
IMG_20230613_125203_327
Centro de México Jorge López

México es un país muy grande con una vasta biodiversidad pero a mediados del siglo XIX la extensión que tenía era prácticamente el doble, la Guerra con los Estados Unidos de 1846-1848 llevó a la pérdida de la zona norte de territorio.

En aquella época se vivían tiempos turbulentos en México bajo el influjo de Antonio López de Santa Anna que igual ejercía la presidencia que la dejaba en manos de algún subalterno, podía subir los impuestos o incluso vivir en el exilio. 

Estados Unidos y España superaron sus diferencias territoriales hacia 1821 pero desde 1812 cuando México aún era la Nueva España, Luis de Onís, ministro español, ya conocía la intención del país del norte de expandirse hacia el sur y hacia el oeste. 

Texas o Tejas, de facto, que no legalmente, era un estado esclavista, se independiza de nuestro país en 1836 y para 1845 ingresa a la Unión Americana. 

“Austin había conseguido el permiso del gobierno mexicano de que sus 300 primeros colonos trajesen sus esclavos a Texas, bajo la condición de que los hijos que naciesen de éstos, serían libres a la edad de catorce años. En 1824 el Congreso mexicano prohibió introducir más esclavos. Una ley particular del Estado legalizaba los contratos hechos con siervos y mercenarios en los Estados Unidos, antes de entrar a Texas.” (Shclarman, Joseph en México. Tierra de Volcanes. Pág. 335).

Los texanos sostenían ante México que el río Grande era la frontera común en tanto que México afirmaba que era el río Nueces, un poco más al norte. El presidente Polk envío soldados a la zona entre ambos ríos y México designó a Mariano Arista a hacer lo propio, al toparse las tropas inició el conflicto, Arista fue derrotado en dos ocasiones. 

La guerra tuvo también un cierto ingrediente apelando a la religión, exaltando el protestantismo frente a los católicos pero también había soldados católicos entre las filas norteamericanas, Polk calmó las aguas entre sus tropas designando capellanes para éstos.

El coronel Atocha, amigo de Santa Anna, preparó que el presente Polk, colaborará con su regreso de su exilio en La Habana, asegurando que lograrían llegar a algún acuerdo si llegaba al gobierno nuevamente así Estados Unidos cooperó con  el regreso de Santa Anna a México, hacia 1846 volvió a ocupar la presidencia y el radical Gómez Farías sería su vicepresidente. 

“Como era natural, Santa Anna no se dio por enterado de lo que se le había dicho al presidente Polk, y se preparó a dar la batalla a los ejércitos americanos en el Norte, dónde las cosas iban mal para los mexicanos, después de la derrota de Arista y de la entrega de Monterrey hecha por el general Ampudia”, explica Joseph Shclarman. 

En tanto Santa Anna preparaba un ejército apto para el combate, Estados Unidos avanzaban al oeste por tierra y por mar. 

Por su parte Valentín Gómez Farías, apasionado de las ideas de la Revolución Francesa, gobernó en ausencia del presidente con imprudencia y sólo 7 de 19 estados apoyaron en la guerra con Estados Unidos.

Gómez Farías en lugar de enviar pertrechos al frente envío una ley a Santa Anna de confiscación de bienes a la Iglesia. El propio presidente le  escribió en una carta “Ningún auxilio manda el Gobierno a estas sufridas tropas… y no sé cómo Ud. Puede acostarse y dormir tranquilo, sabiendo que tiene un ejército de más de veinte mil hombres qué mantener y al que más de un mes que hace que empuñó Ud. las riendas del gobierno, no ha mandado ni un solo peso." (Shclarman, pág 339).

Pero México pudo ganar? 

Santa Anna salió, a principios de 1847, con 18 mil hombres a enfrentar a Taylor con 8 mil, en febrero tras pequeños enfrentamientos, se dio una gran pelea que ganó México con amplitud pero la noche previa a lo que pudo ser un ataque final, se tocó la retirada y no se concretó esa victoria de importancia capital, conocida como la Batalla de La Angostura, zona cercana a Saltillo.

Últimas batallas

Hacia finales de marzo de 1847 el general Scott tomó Veracruz, avanzó sobre Puebla y tras las batallas de Contreras y Churubusco, México se negó a firmar una tregua, ya que las condiciones propuestas eran muy fuertes en su contra por lo que la guerra continuó, dando lugar las batallas de Molino del Rey y de Chapultepec con las que se dio por terminada la lucha armada entre los ejércitos de los países vecinos.

Santa Anna hizo un último intento bélico en Puebla pero fue rechazado, huyó a Oaxaca donde Juárez negó darle cobijo por lo que se trasladó a Colombia.

La paz se alcanzó con el Tratado de Guadalupe Hidalgo que se firmó el 2 de febrero de 1848 y ratificado por Estados Unidos en marzo del mismo año que concluye la pérdida de Nuevo México y Alta California así como la franja en entre los ríos Nueces y Grande o Bravo, quedando este último como la frontera común.

El tratado por parte de México lo signó Manuel de la Peña y Peña quién era el presidente en tal momento, de hecho mientras duró la guerra se tuvo 7 presidentes señaló la historiadora Karla Torres para un programa radiofónico.

No obstante el tratado ratificado en marzo, los estadounidenses no desocupan plenamente el país hasta junio.

No sé había perdido más? 

México perdió más territorio pero no a causa de la guerra de 1846. Estando en una gran agitación política tras la derrota, nuevamente buscan y trajeron a Santa Anna de Colombia para 1854 otra vez era presidente.

Los Estados Unidos, por medio de James Gadsden, acordaron con el gobierno de México la compra de más de 45 mil millas cuadradas, lo que sería una parte de Nuevo México así como Arizona por la cantidad de 10 millones de dólares.

Fuente: Shclarman, Joseph H.L. México. Tierra de Volcanes. Editorial Porrúa. Vigésima edición. 2006. 

Programa Protón. Mitos y realidades de los Niños Héroe. Entrevista con la historiadora Karla Torres. 08 de septiembre de 2023. Vía promoestereo. https://www.spreaker.com/user/16949884/proton-las-realidades-y-los-mitos-de-los

Sobre PoliticArte 
Somos una minoría creativa, recolectora de noticias y creadora de periodismo, promotora del arte y admiradora de la cultura mexicana, vigilante del Poder y altavoz del Pueblo. ¡Haz Tribu y comparte PoliticArte!

Las opiniones aquí expresadas son responsabilidad del autor y no representan necesariamente la opinión oficial de PoliticArte.Mx

¿Qué es PoliticArte.Mx (1920 × 800 px) (1)