De los idiotas útiles contra Trump.

Ápeiron por Roberto Donjuán 09 de noviembre de 2020 Por Roberto Donjuán
Los idiotas útiles son esas personas que le sirven al sistema sin saberlo y que al contrario muchas veces piensan que actúan contra él, el mundo está lleno de ellos, siempre ha estado y siempre lo estará.
Captura de pantalla 2020-11-09 a la(s) 15.06.57

@Roberto M Donjuán E

En EE. UU. el llamado establishment (grupos de poder) está en contra de Donald Trump, y es precisamente ese «establishment» el que marca la pauta de cómo deben actuar y pensar los idiotas útiles, ya que ese tipo de personas carecen de un pensamiento propio -ya ni hablar del pensamiento crítico que obviamente adolecen-, la tendencia del pensamiento inducido por esos grupos de poder es la llamada «justicia social» es el gancho para volver atractiva la línea de pensamiento que establecen y todo lo que ello pueda implicar, es natural que para que algo pueda tener adherentes debe estar disfrazado con la apariencia de bondad (¿quién en su sano juicio quiere estar del lado malo?), en nombre de «la justicia» y otros conceptos «buenos», se han cometido las mayores atrocidades en este mundo a lo largo de la historia, las palabras tienen una carga emotiva en las personas y esto siempre ha sido utilizado falazmente para lograr objetivos contrarios a los que aparénteme se buscan.


El «establishment político» quiere el poder y su perpetuación, para ello es indispensable que el pueblo necesite de ellos, porque es de donde realmente emana todo el poder que ellos puedan adquirir, pero entonces ¿cómo hacer que el pueblo necesite de ellos? Es fácil, con base a promesas que aseguran saciar las necesidades que el pueblo tiene a cambio del poder y al final ellos se vuelven la necesidad misma, lo hacen por medios que dicen ser la solución como: la redistribución de la riqueza, tratos especiales a ciertos grupos, relajamiento en la moral pública etcétera.


Donald Trump por su origen como empresario no representa al político común, ni la idea de que los políticos (gobierno) sean los generadores de riqueza y empleo, él como empresario sabe que esto no es así, que es en la iniciativa privada donde ello se encuentra y es justamente a donde él pertenece, es un hombre con un discurso políticamente incorrecto, ideas conservadoras en cuanto a valores y más liberal en lo económico, lo cual no representa el arquetipo de líder que exige el «mainstream» requerido por el establishment, ya que no sirve a la línea de pensamiento que esos grupos establecen para obtener el poder, dado que su pensamiento puede ser peligroso para ello, los valores que pregona han fortalecido a la sociedad a lo largo de la historia (valores familiares que no le interesan a su contraparte, pues una sociedad sin ellos es más fácil de controlar), su aparente fantochería y su discurso políticamente incorrecto como líder de una nación, pueden servir de ejemplo para retomar la individualidad y dejar a un lado el pensamiento de masas, porque el individuo común puede de pronto pensar: «si el Presidente de la nación más poderosa va en contra del discurso de moda ¿por qué yo no?», ello no es bueno para el poder, de hecho, él es parte de esos enemigos imaginarios que le sirven a los grupos de poder, porque para la historia de esos grupos es: «el típico empresario avaricioso que no tiene consciencia ni de clase, ni de raza, ni de nada», por eso, grupos de idiotas útiles como los «antifa» o los «BLM» (movimientos de izquierda) lo odian.


Resulta sorprendente que un país que es rico gracias a su forma de organización económica y que representa la antítesis de lo que es «la izquierda», hoy ahí florezcan ideas que precisamente son emanadas de ese lado del espectro político, no es raro que en Florida haya ganado Trump, los cubanos que ahí viven saben bien de qué se trata todo y no compran el discurso de su contraparte Biden, ellos saben bien que a veces las palabras más bonitas, con los mejores discursos, son muchas veces las que arrebatan la libertad a cambio de nada realmente.


La guerra del establishment contra Trump, hace unos días fue más evidente que nunca, con algo increíble en la historia «del país de la libertad», cortaron la transmisión en vivo del aún Presidente de aquél país, porque él señaló que en la elección había fraude, lo hicieron bajo el pretexto de catalogar ello como una noticia falsa, curiosamente todos los medios de distintas cadenas que se dicen competencia, lo decidieron en el mismo momento, lo que los idiotas útiles por supuesto no entenderán como un movimiento perfectamente coordinado que no es casualidad, y menos entienden la gravedad de lo que significa, pues ello atenta contra la libertad de expresión y la misma democracia que tanto aman, al contrario, los idiotas útiles aplauden por haberles librado de lo que no quieren oír, y así es justamente como eso se vuelve un caldo de cultivo para más control y poder para dichos grupos, ya que si atentan contra la libertad con la venia del «pueblo bueno» qué no podrán hacer.


Trump no es el mejor presidente ni de cerca, y es que tal cosa no existe, no hay humano que pueda llenar esa expectativa a ojos de todos, al ciudadano común le conviene dejar esas ideas de que un hombre tiene la omnipotencia para solucionar los problemas de alguna sociedad determinada, debe tratar de juzgar objetivamente el trabajo político y dejar a un lado las preferencias o gustos que se puedan tener, el ciudadano común que votó en EE.UU., debió preguntarse algo muy sencillo ¿El gobierno de Trump fue mejor o peor que el anterior? 


Las necesidades de los idiotas útiles nunca serán satisfechas, así tengan de presidente a Biden, seguirán las deportaciones, la desigualdad, la delincuencia, racismo y demás, la única diferencia es que tendrán alguien que les endulce el oído ¿O acaso no aprendieron con Obama? Si es que no, caben varias preguntas para los idiotas útiles: ¿Quién deportó más inmigrantes ilegales Obama o Trump?; ¿en el gobierno de Obama no hubo crímenes contra la comunidad afrodescendiente por parte de autoridades?; ¿en qué gobierno creció más la economía y hubo más empleos?; ¿si Trump es un loco violento en qué país intervino y qué guerra hizo? y ¿si Biden es pacífico por qué apoyó la guerra en Irak desde el poder? 


Los idiotas útiles en EE.UU. aman tanto al sistema que dicen combatir, que votaron por quien les prometió más impuestos y que es seguro la única propuesta que les cumplirá, obviamente con la bonita idea de una «mejor redistribución de la riqueza», y qué decir de México, no se escapa de los idiotas útiles, aquí hay gente que odia lo que representa López Obrador y curiosamente apoyan a su símil ideológicamente en EE.UU. (Biden), creen que por el hecho de que Trump no tuvo «aparentemente» problemas con López, eso lo hace su amigo, la mal llamada «derecha mexicana» está tan desdibujada en este país, que apoya a su contrario ideológico en EE.UU., por eso, no es raro ver los apoyos de personajes como Anaya o Calderón a Biden, muestra de que en México no existe una oposición con principios bien definidos, andan de un lado al otro sin saber quiénes son y qué representan, «la izquierda» mexicana no se queda atrás, está por el estilo cuando «obradoristas» muestran apoyo por Trump.

Copia de Blanco Negro Sencillo Profesional Salud Tarjeta de Visita (3)

Sobre PoliticArte 
Somos una tribu digital, recolectora de noticias y creadora de periodismo, promotora del arte y admiradora de la cultura mexicana, vigilante del Poder y altavoz del Pueblo.

¡Haz Tribu y comparte PoliticArte!

Te puede interesar