¿Eres clasemediero?

Al Pendiente - Francisco Solís 15 de diciembre de 2020 Por Francisco Solis
El clasemediero no quiere que se le regalen las cosas; quiere que no le roben, que su dinero y su trabajo estén protegido; que su esfuerzo sea valorado; se indigna cuando ve el compadrazgo.
clasemediero PNG-min

Para Viridiana Ríos, existe un gran malentendido entre las personas: muchos piensan que pertenecen a la clase media, cuando según ella no lo son. Personalmente no estoy de acuerdo en la fuente de datos que utiliza para definir lo que ella considera clase media. No obstante, me parece interesante el esfuerzo por definir el concepto a partir de condiciones económicas y de, como ella lo llama, privilegios y carencias. Más allá de esta discusión de definición y operacionalización de un concepto, quiero reflexionar acerca de por qué ese 61 % que ella menciona considera que forma parte de la clase media y, con esto, de manera indirecta, retomar una definición de clasemediero propuesta por Luis de la Calle y Luis Rubio.

Artículo de Viridiana Ríos: https://www.nytimes.com/es/2020/07/06/espanol/opinion/clase-media-mexico.html

Reseña del libro Clasemediero: pobre no más, desarrollado aún no, por Francisco Payró: https://www.letraslibres.com/mexico/libros/clasemediero-pobre-no-mas-desarrollado-aun-no-luis-la-calle-y-luis-rubio

Hace algunos años, la situación económica y de gobierno del país permitió a un conjunto de personas cambiar sus actitudes, hábitos de consumo y aspiraciones. Este cambio generó un grupo amplio de clasemedieros, como los llaman el economista Luis de la Calle y el politólogo Luis Rubio.

Una parte importante de la población pudo adquirir un coche, ampliar o hacerse de una vivienda, impulsar a sus hijos para estudiar, enseñarles a trabajar y a emprender. Ellos conformaron una naciente clase media. 
Desafortunadamente, las condiciones cambiaron, más o menos a partir de 2009 en México, a raíz de la crisis internacional. Los hijos de los clasemedieros, capaces de estudiar, trabajar y emprender, ya no cosechan como sus padres lo hicieron durante diez años antes de la crisis. No obstante, permanece la autopercepción de ser alguien no pobre y que aspira a mejorar.

Los adultos jóvenes estamos dispuestos a trabajar más de 48 hrs; queremos casa y carro, vacaciones merecidas; queremos superarnos. Además, somos conscientes del ambiente y de la desigualdad (no porque seamos mejores que los mayores, sino porque los mayores nos mostraron que la industrialización puede dañar algo que ellos valoraron y con lo cual convivieron mucho: la naturaleza).

Esta actitud de clasemediero está presente en diversos estratos sociales: tanto en personas con carencia e ingresos bajos, así como entre quienes tienen un ingreso superior al de la mayoría. De aquí que muchos consideren que son clasemedieros. Desafortunadamente, faltan condiciones. El clasemediero no quiere que se le regalen las cosas; quiere que no le roben, que su dinero y su trabajo estén protegido; que su esfuerzo sea valorado; se indigna cuando ve el compadrazgo. El clasemediero subsiste, aunque las condiciones no permiten que su esfuerzo rinda frutos. Prefiero que cambien las condiciones para los clasemedieros a que ahora se piensen pobres.

Ciertamente existe un grupo de personas que por su desconocimiento de la realidad les hace pensarse distintos a la mayoría, cuando sus condiciones son muy similares a la de los clasemedieros. Esa gente pierde lo que los hace clasemedieros: su capacidad de esforzarse y exigir para mejorar. En cambio, se concentran en aparentar y adquirir cosas que no les ayudan a superarse. Ellos, en lugar de buscar condiciones para poder mejorar, aplauden las políticas de corrupción y nepotismo que permiten a ciertos compadres lucrar con el presupuesto público.

La clase media ya existe y es muy amplia, aunque enfrenta retos para cumplir con sus aspiraciones. En esto coincido con la propuesta de Viridiana Ríos. Además de asistir a los mexicanos, principalmente a los que entre nosotros tienen más carencias, hay que desarrollar condiciones para que ellos puedan verdaderamente superarse. Reitero: las condiciones deben cambiar, pero la actitud de trabajo y el deseo de crecer, así como los hábitos de consumo estratégicos, deben permanecer. 

Fotografía - Francisco Javier Solís Gamboa-minMtro. Francisco Javier Solís Gamboa

Sobre PoliticArte 
Somos una tribu digital, recolectora de noticias y creadora de periodismo, promotora del arte y admiradora de la cultura mexicana, vigilante del Poder y altavoz del Pueblo.

¡Haz Tribu y comparte PoliticArte!

Te puede interesar