Las autonomías indígenas. 

Descolonizar el pensamiento - Lizeth Ruiz 05 de febrero de 2021 Por Lizeth Yadira Ruiz Peralta.
Columna "Descolonizar el pensamiento" de Lizeth Ruiz para #LaboratorioPolítico
David Rosales A.
  Fotografía: David Rosales A. 

Recordemos que la historia de los pueblos indígenas no ha sido de resignación sino de constante lucha, durante años se movilizaron con demandas al gobierno: salud, educación, tierra, trabajo...  Sin embargo, ante la ineficiencia de éste por resolver las problemáticas de los pueblos, los nuevos movimientos indígenas han abierto en América Latina una nueva etapa exigiendo que en las constituciones políticas se incorpore su reconocimiento y autonomía.

Existe un debate político en torno a lo que puede o no conllevar la autonomía de los pueblos indígenas e incluso se ha sugerido que deberían de intentar otra forma de lucha dentro de las posibilidades del régimen político, es decir, de una manera institucional como la creación de un partido político, instituciones gubernamentales y políticas públicas indigenistas. También el Banco Interamericano de Desarrollo ha dado sus esfuerzos por implementar la noción de “gobernabilidad indígena”, todo esto con la intención de integrarlos al sistema que durante siglos los ha oprimido, les presentan alternativas que ya demostraron no tener la capacidad para resolver sus problemas. 

Ante la ineptitud de los partidos políticos, gobierno y Estado en la solución de sus demandas, así como un exagerado centralismo creador de políticas clientelares, las comunidades indígenas han emprendieron el camino de la autonomía de facto, es decir, por vía de los hechos; una autonomía política, económica y cultural de manera regional, municipal y en comunidad como un proceso de democratización formulado desde abajo y para los de abajo. No obstante, la construcción de la autonomía enfrenta aún obstáculos como la falta de voluntad del Estado capitalista para abrir los espacios de reconocimiento legal, además de los limitados derechos formales del Artículo 39 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo y la Declaración Universal de Derechos Indígenas de la Organización de Naciones Unidas. 

Los obstáculos a los que se enfrentan en la creación de su autonomía provienen del Estado, argumentando que dichos procesos perjudican la unificación nacional se ha llegado al incumplimiento de acuerdos, creación de campañas contrainsurgentes y la fundación de grupos paramilitares en sus territorios. 

Sus procesos autonómicos, como una forma de organización frente al Estado fallido, han permitido poner sobre la mesa nuevas formas de gobierno participativo, convivencias políticas y una alternativa a la democracia institucionalizada, representativa, procedimental y liberal que ya se ha mostrado gastada e ineficiente.

Uno de los referentes a nivel nacional e internacional entorno a la lucha por la autonomía indígena es el movimiento zapatista en Chiapas, conocido por su brazo armado el Ejército Zapatista de Liberación Nacional que tuvo su primera aparición pública el 1 de enero de 1994, el cual en palabras de su vocero en 2003 afirmó que “las comunidades zapatistas han demostrado que lo pueden hacer mucho mejor que el gobierno”. Fuera de cualquier afinidad hacia el movimiento o hacia su vocero, es importante plantearnos que dichas autonomías han demostrado mayor capacidad para gobernarse: han sabido sobrellevar la pandemia, la democracia que ejercen no es representativa llegando a la “dictadura de la mayoría” sino una democracia en donde se toman las decisiones bajo consenso con participación de hombres y mujeres de todas las edad edades (sí, niños y niñas  también), una educación con la compartición de saberes y no la imposición de ellos, la tasa de feminicidios en cero y el ejemplo más claro es la impartición de justicia, en varias  ocasiones la población partidista solicita la intercesión de las autoridades autónomas para la resolución de sus conflictos por medio de una justicia restaurativa. 

La autonomía zapatista es un referente, pero es importante decir que no es la única en México; la construcción ha sido lenta y es un proceso que sigue avanzando, pero es real, sus beneficios son tangibles y sigue creciendo.  

La autonomía indígena crece…  

WhatsApp Image 2020-12-07 at 9.55.22 AM - Lizeth Ruiz Peralta-minLizeth Yadira Ruiz Peralta 

Sobre PoliticArte 
Somos una minoría creativa, recolectora de noticias y creadora de periodismo, promotora del arte y admiradora de la cultura mexicana, vigilante del Poder y altavoz del Pueblo.

¡Haz Tribu y comparte PoliticArte!

Las opiniones aquí expresadas son responsabilidad del autor y no representan necesariamente la opinión oficial de PoliticArte.Mx

Te puede interesar