Nos vemos en el cielo. Columna Horizonte de Ana Matán para PoliticArte

HumanizArte - Horizonte - Ana Matán 03 de noviembre de 2021 Por Ana Matán
Chihuahua a 02 de Noviembre de 2021
Día de muerto

Llegaron a visitarme mis sobrinos con la alegría y energía que los caracteriza. Al verme me llenaron de besos y abrazos, con una emoción tan grande como si tuviéramos mucho tiempo sin vernos, cuando apenas habían pasado algunos días del último encuentro. 

¿Cuáles eran las frases de mi abuelo Feli? preguntó la mayor de ellos. A mi mente vinieron no solo los dichos y expresiones más utilizadas por mi padre sino todo el ejemplo que este caballero de una pieza nos dejó. 

Estaban juntando algunos objetos para ofrecer a su abuelo un altar. Querían conocer y recordar sus platillos favoritos, postres, dichos, gusto, hobbies y otras cosas que pudieran servir para darle forma a la ofrenda. 

Y así pensaba lo bonito que es no solo hacer vida nuestras tradiciones mexicanas sino traer a la memoria a aquellos que con su paso por la Tierra nos han llenado de amor y dicha. 

Hablar de la muerte a algunos los pone nostálgicos, a otros los espanta, la realidad es que si hay algo seguro en esta vida es que todos vamos a morir, pero depende de nosotros darle un sentido trascendente a nuestra existencia. 

Noviembre se tiñe de morado y de naranja, y es que aunque estamos de luto, en el fondo somos conscientes que todos vamos para allá y que esperamos algún día encontrarnos nuevamente.

Y mientras la ciudad y los panteones se llenan de flores, se vislumbran mejillas y corazones que se cubren de ilusiones y lágrimas al evocar a nuestros seres queridos que se nos han adelantado en el camino, a ellos desde acá les decimos: “nos vemos en el cielo”.

Al día de muertos le precede la fecha en la que recordamos a todos aquellos que ya gozan de la paz eterna, sea éste un aliciente para ganarnos la recompensa que amerita y vale la pena cualquier esfuerzo. 

Que nuestro paso por este mundo, ese “instante por dos eternidades” como diría Sta. Teresita del Niño Jesús, sea de gozo y disfrute pero también un exhorto a vivir en la virtud pues “angosta es la puerta” para entrar al premio celestial.

Nuestro agradecimiento y amor para todos los que se nos han adelantado. Gracias por su legado, por las risas, enseñanzas, por darnos tanto, incluso su misma vida. Por ahora nuestra esperanza es que “nadie se va del todo mientras viva en un corazón que le ama”. Ustedes siguen con nosotros. 

Fotografía - Ana Matán - Ana MatánAna Matán
Libro Diálogos del Corazón - portada-minLibro Diálogos del Corazón de Ana Matán



 

 

Sobre PoliticArte 
Somos una minoría creativa, recolectora de noticias y creadora de periodismo, promotora del arte y admiradora de la cultura mexicana, vigilante del Poder y altavoz del Pueblo.

¡Haz Tribu y comparte PoliticArte!

Las opiniones aquí expresadas son responsabilidad del autor y no representan necesariamente la opinión oficial de PoliticArte.Mx

Te puede interesar