Luz y tiniebla de Caravaggio

Horizonte de Ana Matán 30 de agosto de 2022 Por Tribu PoliticArte
Columna Horizonte de Ana Matán para PoliticArte
Luz y tiniebla de Caravaggio
Luz y tiniebla de Caravaggio

A 412 años de su muerte, recordamos a este pintor italiano, extraordinario exponente del barroco.

Michelangelo Merisi da Caravaggio, nació en el año de 1571 en Italia. Un genio y artista que se debatió entre los pinceles y las peleas, en ambas cosas fue sobresaliente. 

En el arte fue tan notable su labor y trayectoria al punto de ir manifestando un estilo propio que daría paso al barroco. El renacimiento estaba concluyendo y las obras de Caravaggio se caracterizaban por la penumbra. Las representaciones de este italiano empezaron a cautivar al público por la tiniebla, misma que en muchas de sus pinturas se interrumpe por una luz muy dirigida.

Algunos de los biógrafos de Caravaggio afirman que la obscuridad de sus cuadros es un reflejo de lo sombría y apagada que fue su vida. Aunque no cabe duda que esta técnica de luz y tiniebla, lo ha llevado a ser uno de los pintores barrocos más reconocidos, junto a autores como Rembrandt, Bernini, Velázquez, entre otros.

Este revolucionario pintor fue de entrada poco entendido, y con el tiempo imitado. La fuerza de cada uno de los personajes representados la iba dando en la expresión de sus rostros y en la intensidad de la luz que los bañaba.

Una de las tantas obras reconocidas de este pintor, es de carácter religioso. A finales del siglo XVI, el cardenal Mateo Contarelli encargó a Caravaggio tres pinturas de San Mateo para la capilla de San Luis de los Franceses en Roma. De estas obras sobresale “La vocación de San Mateo”.

La vocación de San Mateo

Esta pintura está inspirada en el pasaje en el que Jesús llama a Mateo a ser su discípulo. Los gestos y reacciones son iluminados con gran intensidad y fuerza. Se percibe a Mateo sorprendido y dudando si será a él a quien el maestro señala con la mano.

Los modelos de este pintor no eran gente de la burguesía sino vagabundos con los que él convivía. Esta escena, como en la mayoría de sus cuadros, está cargada de dramatismo y con esas expresiones y miradas penetrantes se logra captar un lenguaje no verbal tan poderoso que no hacen falta las palabras.

Sin duda un magnífico pintor que echó mano de todas sus vivencias personales para cargar de energía cada una de sus obras.

Fotografía - Ana Matán - Ana MatánAna Matán

Fuentes de consulta: 

https://historia-arte.com/artistas/caravaggio

https://historia-arte.com/obras/vocacion-de-san-mateo

https://masdearte.com/especiales/caravaggio-la-memoria-de-un-joven-airado/

Tribu PoliticArte

Somos una minoría creativa, recolectora de noticias y creadora de periodismo, promotora del arte y admiradora de la cultura mexicana, vigilante del Poder y altavoz del Pueblo.

Sobre PoliticArte 
Somos una minoría creativa, recolectora de noticias y creadora de periodismo, promotora del arte y admiradora de la cultura mexicana, vigilante del Poder y altavoz del Pueblo.

¡Haz Tribu y comparte PoliticArte!

Las opiniones aquí expresadas son responsabilidad del autor y no representan necesariamente la opinión oficial de PoliticArte.Mx

Te puede interesar