Sobrevivir para contarlo

Horizonte - Ana Matán 26 de enero de 2021 Por Ana Matán
Columna Horizonte para PoliticArte, de Ana Matán
Fotografía - Ana Matán - Ana Matán
Fotografía - Ana Matán - Ana Matán

“ - Aquí es donde se quedarán - dijo - abriendo la puerta para revelarnos nuestro nuevo hogar: un baño minúsculo de aproximadamente un metro de ancho por un metro veinte de largo. La luz brillaba tenuemente, como si fuera el reflejo de la blanca losa que cubría la mitad inferior de las paredes. Había una ducha en un extremo y un inodoro en el otro, el espacio era muy pequeño como para que hubiera un lavabo. Había una pequeña ventana o respiradero cerca del techo cubierta con un trapo rojo, haciéndolo ver todavía más pequeño. 

No podía imaginarme cómo íbamos a caber ahí seis mujeres, pero el pastor nos amontonó y nos hizo entrar y apretujarnos.

Mientras estén aquí, deben estar calladas, es decir, en total silencio -dijo-. Si hacen algún ruido morirán. Si las escuchan las encontrarán y las matarán. Nadie debe saber que están aquí, ni siquiera mis hijos. ¿Entienden?
Le pedí a Dios que bendijera al pastor Murinzi por poner en peligro su propia seguridad por ayudarnos, pero luego, hice una mueca de dolor durante la oración”.

Y así, Immaculée Ilibagiza nos comparte en su libro “Sobrevivir para contarlo” la que quizá hasta ahora ha sido la prueba más dura de su vida. Una prueba de 91 días que se desarrolló a consecuencia del enfrentamiento entre tribus suscitado en 1994 en el holocauso de Ruanda, África. Lo volví a leer hace poco, me recordó el “encierro” en que nos encontramos, del cual esperamos salir bien librados.sobrevivir-min

Ciertamente la pandemia nos ha dejado de cabeza a muchos, nos ha sacado de nuestra zona de confort y nos ha hecho enfrentarnos a realidades jamás pensadas. Sin embargo, el tiempo no se detiene y aunque esto parezca evidente es importante repetirlo y repetírnoslo, pues así como los días y los meses se van, también algunos de nuestros planes se van esfumando si no ponemos cartas en el asunto. Ya se nos fue el primer mes de este 2021 y ¿mis metas para cuándo?

Desde hace 15 días muchos alumnos han estado regresando a las escuelas para retomar el ritmo de estudio. Las clases siguen, la educación virtual y así cada uno de nosotros se ha ido adaptando con sus respectivas actividades. Seguro hemos presenciado eventos virtuales: bodas, presentaciones de libros, cumpleaños y más, todo gracias a la tecnología. También aparecen por las redes las capacitaciones, acompañamiento psicológico, rutinas de ejercicio y celebraciones religiosas. Todo se ha tenido que adaptar.

Es importante no descuidar ningún aspecto de nuestra persona que necesite ser atendida o ejercitada: la mente, el cuerpo y el espíritu. Es vital buscar un equilibrio y una armonía para vivir en paz.

A darle a este 2021, ¡ánimo! Cada día podemos ir construyendo esos planes y sueños que parece que tenemos solo en el aire. Y a ti, ¿qué retos te ha traído este nuevo año? 

Fotografía - Ana Matán - Ana MatánAna Matán

Sobre PoliticArte 
Somos una tribu digital, recolectora de noticias y creadora de periodismo, promotora del arte y admiradora de la cultura mexicana, vigilante del Poder y altavoz del Pueblo.

¡Haz Tribu y comparte PoliticArte!

Te puede interesar