El voto pro-vida no es suficiente, pero es necesario.

Pacto Humanista - Jo Valdés 03 de marzo de 2021 Por María José Valdés
Columna "Pacto Humanista" de Jo Valdés para #LaboratorioPolítico
voto provida-min

México se enfrenta a una de las peores crisis económicas, políticas y sanitarias que se han visto en las últimas décadas. Si bien la culpa no es completamente del actual presidente Andrés Manuel López Obrador sí ha sido su incompetencia el lastre que nos ha llevado a los límites de la situación actual.

El 2021 presenta al país uno de los escenarios más complejos de la historia democrática, el proceso electoral próximo será para renovar la Cámara de Diputados y diversos cargos en los 32 estados del país, una responsabilidad importante en el ejercicio del voto si consideramos que en este periodo se pretende quitar la mayoría al partido Morena y hacer frente a un amenazante régimen autoritario.

Sin duda la polarización que existe entre las derechas y las izquierdas han dejado fragmentada la opinión pública en diversos temas, entre ellos, el derecho a la vida. En los últimos días en redes sociales se ha posicionado como “trendig topic” el #VotoCeleste y aunque abiertamente soy pro-vida tanto en lo político como en lo profesional considero que el voto no debe ser ciego a cualquier candidato que se pronuncie con la causa.

En el 2018 muchos de los que encabezamos movimientos a favor de la vida cometimos el error de ofrecer sin cuestionar, trayectoria y agenda que respalde sus intenciones, el apoyo a cualquier candidato que se colgó de la causa para ganar adeptos.

En tiempos electorales no nos podemos dejar guiar únicamente por aquello que los candidatos saben que queremos escuchar sobre todo frente a la complejidad de los problemas que el país enfrenta. 

Los estragos que el COVID-19 ha ocasionado para la salud y la vida humana también trajo choques de oferta y demanda a la economía mexicana con profundos impactos en las empresas, el empleo y los hogares, la violencia familiar es uno de los problemas indirectos causados por el confinamiento en el contexto de la pandemia donde los más vulnerables son las mujeres, los adultos mayores, los niños y adolescentes.

Considero relevante mencionar el importante sesgo en la educación de los más de 30 millones de alumnos de nivel básico, medio superior y superior que suspendieron las clases presenciales para hacer frente a la marcada desigualdad que implica la falta de acceso al internet y a las tecnologías para continuar sus estudios, agregando todos los problemas previamente mencionados.

Si bien derecho a la vida es una prioridad en la agenda este 2021 también es importante votar por candidatos que además de tener propuesta y compromiso claro con la causa se les debe exigir que ofrezcan seguridad, economía, salud y educación ya que de nada va a servir un país libre de aborto si la justicia no alcanza para proveer una vida digna.

Hay que tener la mente fría con los candidatos este 2021; Sin idolatría, propiciando el voto informado e incentivando la participación ciudadana. Cómo diría el gran Maquio:

“Debemos procurar que haya tanta sociedad cuanto sea posible y solo tanto gobierno cuanto sea necesario.”

De esta forma recordamos que el verdadero poder lo tiene el pueblo y que los cargos de elección popular están al servicio de la ciudadanía, sin excepción, hablemos de la lucha que debemos efectuar contra la injusticia y la marginación, contra la apatía y el desorden para que sólo así podamos ofrecer una lucha legítima a favor de la vida.

Menos grilla y más actores político-sociales.

Sobre PoliticArte 
Somos una tribu digital, recolectora de noticias y creadora de periodismo, promotora del arte y admiradora de la cultura mexicana, vigilante del Poder y altavoz del Pueblo.

¡Haz Tribu y comparte PoliticArte!

Te puede interesar